Delfina va por apoyo a ‘su casa’, Texcoco

La lluvia y la ausencia de Andrés Manuel López Obrador fueron escenario para el último acto de campaña de Delfina Gómez

La lluvia y la ausencia de Andrés Manuel López Obrador fueron escenario para el último acto de campaña de Delfina Gómez
Delfina Gómez. Foto: Edgar López

TEXCOCO. La lluvia y la ausencia de Andrés Manuel López Obrador fueron escenario para el último acto de campaña de Delfina Gómez, la maestra de primaria que inició un movimiento social para cambiar el Estado de México, porque ustedes con su confianza, los ciudadanos, los de a pie, somos las voces que ahora nos escucharemos en esta entidad que ya se cansó de tanta injusticia.

El cariño y calor de su gente, los texcocanos, Delfina Gómez Álvarez, candidata de Morena a la gubernatura mexiquense cerró su campaña cinco días antes de la jornada electoral.

A un costado de la iglesia de San Antonio, conocida como el hospitalito, prometió que al llegar al gobierno bajará los salarios de todos los funcionarios, incluyendo el suyo, para hacer más por la gente -lo que provocó hilaridad y aplausos- sin ocurrencias a la hora de gobernar.

Mujeres, maestras, madres de familia, abuelas, amas de casa, mujeres jóvenes y otras de la tercera edad, con entusiasmo, escucharon y aguantaron: el clima no fue obstáculo.

Aunque hubiera -digo mejor- que viniera Andrés Manuel, comentó con discreción doña Aurora González, quien llegó desde Papalotla, a unos 40 minutos en camión; vine yo sola, nadie me trajo, vine porque creo que ahora sí, el Estado de México puede cambiar.

Arriba en el templete, el petista que declinó por Delfina, Óscar Gonzalez Yañez, en el micrófono invitaba a votar por un solo partido. No nos confundamos; votemos por Morena, ese es el voto que hará cambiar a nuestro estado y terminará con la corrupción y la injusticia que nos han dejado tantos gobiernos priistas.

Con más de 60 minutos de retraso, la plaza principal de Texcoco se mantuvo llena, a pesar de la lluvia, empero el reparto de playeras y banderas blanco y guinda se hicieron presentes al ingresar a las calles principales.

La ausencia de Lopez Obrador fue sustituida por una botarga que en instantes parecía saldría volando al vacío de los 1.70 metros de escenario.

El gobierno es para la gente, que sepan que existimos, dijo el líder mexiquense de Morena, Horacio Duarte, por eso nos tuvieron miedo, por eso los ataques durante la campaña, pero el 4 de junio por la noche la entidad será nuestra.

En la campaña recibí 450 iniciativas de ciudadanos para mejorar el Estado de México, en el proyecto de trabajo de un nuevo proyecto para esta entidad. (…) Fue una campaña que disfrute con todo lo que conlleva: alegrías, tristezas, enojos… lo que me permitió reforzar mi deseo de ser gobernadora, dijo antes de posar para los fotógrafos.

La noche se despidió con la canción de Mi gusto es, mientras siguió la lluvia.

POR MÓNICA GARCÍA DURÁN

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosCuartoscuro

Municipios indígenas piden usos y costumbres en elección