Crean funda para celular que carga sin luz

Con solamente ligeras presiones, recargan la pila de un smartphone en sólo 4 horas, sin necesidad de cables o tomacorriente

Su idea
partió de la
necesidad
actual de usar
de manera
continua un
smartphone. FOTO: ESPECIAL
Su idea partió de la necesidad actual de usar de manera continua un smartphone. FOTO: ESPECIAL

Un par de adolescentes regiomontanas observaron que los teléfonos móviles presentaban un gran problema: se quedaban sin batería constantemente, en muchas ocasiones no hay dónde recargarlos y dependen de un cable para hacerlos funcionar nuevamente.

De ahí nació la idea de crear una funda que, al adherirse al smartphone, pudiera recargarlo sin usar cables ni corriente eléctrica. Mientras estudiaban la preparatoria, comenzaron a desarrollar un aparato a base de materiales piezoeléctricos, que tienen la virtud de que al hacer presión sobre ellos, se produce voltaje, que puede almacenarse en una batería, la cual a su vez puede recargar al celular.

Cuando usas el teléfono de manera cotidiana; es decir, al sostenerlo, tener una llamada, buscar información o colocarlo en una mesa, los materiales piezoeléctricos van generando voltaje por sí solos, el cual puede recargar un teléfono inteligente sin usar cables ni conexiones, explica en entrevista Mariana Martínez Celis González, de 19 años, cofundadora de Press & Charge, un proyecto que se originó cuando estaba en la preparatoria del Tec de Monterrey de Santa Catarina (Nuevo León).

Después, cuando ingresó a la universidad, conoció a Pamela Lozano, con quien inició formalmente el desarrollo de la cubierta y actualmente está en etapa de prototipo en la incubadora de negocios del Tec de Monterrey.

Mariana cuenta que su invención surgió de un programa denominado Creatividad, Actividad y Servicio (CAS), otorgado por Bachillerato Internacional, una organización global sin fines de lucro que ofrece programas educativos a colegios privados y públicos de nivel primaria hasta preparatoria.

Como resultado de este sistema escolar, que enseña el compromiso de los alumnos con su comunidad, se conformó el proyecto de las fundas autorrecargables que se comercializarán en un futuro. Mariana y Pamela estudian actualmente la carrera de Ingeniería en Tecnologías Computacionales en el Tec de Monterrey, campus Monterrey, y comentan que están trabajando para que la batería de la funda sea lo más pequeña posible, para que el producto sea práctico y ligero.

Con cuatro horas de uso normal se podría recargar la pila completa de un iPhone actual. Su vida útil es de aproximadamente dos años. Es una tecnología verde y sustentable, porque no usa la corriente eléctrica, expone Mariana. Natalia Tieso, gerente de Desarrollo Regional para América Latina de Bachillerato Internacional, indica que cada colegio con el que tienen un convenio genera diversos emprendimientos, ya que CAS es obligatorio.

Hoy, Bachillerato Internacional está activo en 120 colegios en México, que generan más de mil proyectos por año. En el mundo están en unas 5 mil escuelas.

 

Por Hugo Arce

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosEl Congreso de BC es la máxima autoridad en el estado, que se respete su autonomía: Jaime Bonilla

Bonilla reclama respeto a regalazo