Con beca de la 4T, levantan escuela

Estudiantes de un telebachillerato de Querétaro donaron parte del monto para tener instalaciones adecuadas

3 mil 309 planteles de
este tipo de educación hay en el país. Foto: Especial
3 mil 309 planteles de este tipo de educación hay en el país. Foto: Especial

Ante la falta de espacio y condiciones poco adecuadas para su aprendizaje, estudiantes del telebachillerato comunitario La Monja, en el municipio de Santiago, en Querétaro, juntaron las becas otorgadas por el gobierno federal para la construcción de otra institución en la cual puedan tener instalaciones apropiadas.

A pesar de que la construcción de la escuela inició tres meses después de la creación del telebachillerato en 2014, el gran cambio no se vio hasta la llegada de su primera Beca Universal Benito Juárez de Educación Media Superior en mayo pasado, cuando 40 alumnos de entre 16 y 20 años tomaron 200 pesos de su beca de mil 600 para comprar material de construcción y terminar su escuela.

Con lo que juntaron, pudieron conseguir 8 mil pesos y, con la aportación de 400 pesos de cada uno de sus tres maestros, lograron comprar un millar de tabiques, que costó 9 mil 200 pesos.

Así, junto con la aportación de padres de familia y diputados locales, que contribuyeron con cemento y varillas, pudieron comenzar la construcción.

La iniciativa surgió a partir de una reunión con los alumnos, donde la maestra Amanda Díaz pidió a los jóvenes realizar un plan financiero para evitar malgastar el dinero. Ahí llegó la idea de realizar una aportación a la construcción del nuevo plantel.

Unos días antes nos habían roto un muro; yo vi muy molestos a los niños y fue cuando ellos dijeron: ‘Hay que comprar material de construcción’, dijo la maestra.

Los alumnos fueron los encargados de buscar opciones para la compra del material y su posterior adquisición; sin embargo, tanto maestros, padres de familia y personas de la comunidad aportaron a la causa a través de donativos o trabajo comunitario.

Los maestros pusieron lo que nos hacía falta y un albañil decidió ir por su cuenta para ayudarnos, mencionó la alumna Janet Hernández.

El terreno en el que se construye el plantel fue donado hace cinco años por el ejido de Buenavista y, por las condiciones del predio, los jóvenes acudían cada viernes a trabajar en aplanar la tierra y acarrear agua; hoy lo hacen para construir los muros de su próxima escuela.

Con la próxima beca, los alumnos planean seguir invirtiendo, aunque esta vez la aportación será de 100 pesos; la maestra Amanda espera que las donaciones no tengan que hacerse cada bimestre, ya que los alumnos también tienen otras necesidades.

Por ello, lanzaron un reto a través de redes sociales para que los diputados de la entidad aporten a la causa.

La construcción sólo cuenta hoy con los muros, pero con las aportaciones que se hagan, se espera que la escuela pueda estar lista dentro de un año.

Por FRIDA VALENCIA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosOFERTA. La Secretaría del Medio Ambiente extiende el plazo nueve días más. Foto: Enfoque

Amplían plazo de verificación