Comunidades en Edomex piden reconocimiento como municipios independientes

San Francisco Tlalcilalcalpan y San Felipe de la Rosa marcharon para exigir atención a sus demandas, para conformarse en municipalidades independientes

Se plantaron debajo del balcón principal del Palacio de Gobierno y cerraron la avenida Lerdo de Tejada. Foto: María Teresa Montaño
Se plantaron debajo del balcón principal del Palacio de Gobierno y cerraron la avenida Lerdo de Tejada. Foto: María Teresa Montaño

Toluca.- Vecinos de San Francisco Tlalcilalcalpan y San Felipe de la Rosa, marcharon juntos a la plaza cívica de la capital mexiquense, para exigir atención a sus demandas, para conformarse en municipalidades independientes, la 126 y la 127, respectivamente.

Se trata de comunidades de municipios distintos, Almoloya de Juárez y Villa Victoria, que iniciaron de manera paralela pero separada, una lucha social para que sus respectivas comunidades obtengan la categoría de municipio y dejar de depender de esos ayuntamientos.

En el caso de San Felipe de la Rosa, ya se integró un cabildo indígena que opera con sus propios mecanismos.

Virginia Trinidad, es la presidenta municipal indígena e incluso ya realizan actos propios del registro civil, como casamientos y expedición de actas, sin embargo, señalaron, el gobierno del Estado se niega a darles reconocimiento.

Indicaron que de persistir el rechazo, no permitirán que el agua de la laguna que abastece a la presa Villa Victoria y ésta al sistema Cutzamala, continúen llevándosela a la Ciudad de México.

Por su parte los vecinos de San Francisco Tlalcilalcalpan, se plantaron debajo del balcón principal del Palacio de Gobierno y cerraron la avenida Lerdo de Tejada, en demanda de que su petición sea atendida, toda vez que hace una semana, fueron desalojados por policías de la capital -de acuerdo a los videos que circularon en redes sociales-, de la Plaza Cívica, donde mantenían un plantón permanente en demanda de atención a su demanda municipalista.

Ambos contingentes, aseguraron que ya reúnen todos los requisitos que existe la Constitución Política Local del Estado de México, para conformarse en municipios autónomos de los que dependen actualmente.

En el caso de San Felipe de la Rosa, ya opera como municipio indígena e incluso cuenta con 26 policías comunitarias y ha organizado la vida social del que sería el primer municipio indígena mazahua del Estado de México.

Los indígenas de San Felipe, aseguraron que el PRI los gobernó durante 70 años consecutivos y que solo los utilizan electoralmente cada trienio o sexenio, mientras sus comunidades carecen de lo fundamental: educación superior y servicios de calidad, además de seguridad.

Los pueblos originarios de San Felipe de la Rosa, señalaron les urgen dos cosas: una universidad intercultural para sus jóvenes y un hospital de tercer nivel, además de quejarse de que alrededor de 40 centros de salud, están abandonados en la zona.

 

Por María Teresa Montaño

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosSESIÓN. El cabildo aprobó el fondo de apoyo. Foto: Especial

Impulso a 100 ideas de mujeres