Colapsan calles en Guanajuato por desbordamiento de presa La Olla

El alcalde Édgar Castro Cerrillo informó que el municipio no se encuentra en estado de emergencia

FOTO: Especial
FOTO: Especial

GUANAJUATO. Una fuerte lluvia que cayó por más de 40 minutos en la capital el estado, provocó que la presa de La Olla se desbordara y varios puntos de la ciudad se colapsaran por más de tres horas.

La calle subterránea se inundó con más de 70 centímetros de agua que dejó varados a al menos 20 vehículos.

Por medio de la cuenta de twitter @GtoSeguridad, el gobierno municipal, informó de conflictos en la calle de Sopeña, en Plaza Allende, Noria Alta y Pastitos.

 

 

Por enchacarcamientos en la #CalleSubterránea, se suspende temporalmente la circulación vehicular. Cantarranas también se cierra a causa de las lluvias. Se recomienda tomar vías alternas y manejar despacio.

Tras una sesión del gabinete de Seguridad Ciudadana y de Protección Civil, la noche de este miércoles el alcalde Édgar Castro Cerrillo informó que el municipio no se encuentra en estado de emergencia.

El presidente municipal aseguró que no se tienen reportes de personas lesionadas, ni desalojadas, tampoco se han registrado daños estructurales ni materiales.

No estamos en estado de emergencia, no hay un estado de alerta máxima, dar esa tranquilidad a la ciudadanía. Hemos evaluado, no tenemos ninguna persona o familia en riesgo, hemos derivado de la información la ciudad ha vuelto a la normalidad.

También en twitter, Protección Civil del gobierno del estado informó que la situación ya está controlada.

Se informa que han sido controlados y debidamente encauzados los escurrimientos en la Presa de la Olla de @Gtoesmejor.

El gobierno municipal informó que durante la noche se llevarán a cabo labores de desazolve para mejorar el flujo del agua.

Por Gabriela Montejano/Corresponsal

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosOrganizaciones sociales
demandaron, a principios de agosto, la remoción del actual fiscal. FOTO: ESPECIAL

Cancún sufre 15 veces más asesinatos