Cifra de víctimas mortales por explosión en Tlahuelilpan asciende a 132

La última persona que permanecía internada en Hidalgo falleció en el Hospital General de Pachuca; el resto de los heridos está en CDMX y Texas

Deudos de Tlahuelilpan
La Procuraduría de Hidalgo ha entregado los cuerpos de 16 personas a sus familiares. Foto: Cuartoscuro

El gobierno de Hidalgo informó que ascendió a 132 muertos la cifra de víctimas fatales por la explosión de Tlahuelilpan el pasado 18 de enero, por lo que ya no hay ninguna persona internada en algún hospital de Hidalgo.

De acuerdo con la administración estatal, las personas hospitalizadas están internadas en espacios de tercer nivel en la Ciudad de México, donde su diagnóstico es reservado por la gravedad de sus lesiones, mientras que la última persona que falleció se encontraba en el Hospital General de Pachuca.

Una persona fue dada de alta, por lo que en total han sido dados de alta cinco heridos al presentar mejoría en sus lesiones, mientras que tres menores de edad fueron trasladados al Hospital de Galveston, Texas, en Estados Unidos, para recibir atención médica especializada.

El reporte estatal reveló que de las 132 personas fallecidas, 68 murieron en el sitio de la explosión, mientras que 64 murieron internados en hospitales, por lo que hay 12 personas atendidas en nosocomios especializados de la capital del país.

Las 12 personas lesionadas tienen quemaduras de segundo y tercer grado en el 80 por ciento de sus cuerpos, mientras que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) abrió 69 carpetas de investigación y ha entregado 16 cuerpos calcinados a sus familiares, en tanto hay 52 restos que no han sido identificados y se encuentran en el Servicio Médico Forense (Semefo) de Pachuca.

RELACIONADO: Reportan nueva fuga de hidrocarburo en Tlahuelilpan

Por Ignacio García

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosCAMBIO. Carreteras de Cuota será absorbida por la Secretaría de Infraestructura. Foto: Especial

Transforman organismos de orden público