Carretas cargan 30 años sin regulación

La recolección artesanal supone riesgo ambiental y de maltrato animal; gobiernos municipales no definen qué hacer con ella

La recolección
artesanal es
complementaria al servicio municipal con
camiones. FOTO:ESPECIAL
La recolección artesanal es complementaria al servicio municipal con camiones. FOTO:ESPECIAL

A lo lejos, entre el ruido de los autos, se escucha el repique de la campana que toca Daniel Coronado, quien se acerca en su carreta para recoger la basura de los vecinos de este municipio, a cambio de una propina de dos, cinco o 10 pesos.

Desde adolescente, todas las mañanas Daniel llega de San Pablo de las Salinas, en Tultitlán, para recorrer las calles de Coacalco, donde obtiene alrededor de 300 pesos, pero puede ganar hasta 800 en los días que no pasa el camión municipal.

Hace más de 30 años, en las localidades del Valle de México, como Coacalco, Tultitlán, Tultepec, Melchor Ocampo, Nextlalpan y Ecatepec, trabajan los llamados burreros o carretoneros. Son entre mil 500 y mil 800 personas que recolectan basura en carretas jaladas por burros, caballos o yeguas.

Una práctica común en la región, que halló cabida donde los gobiernos municipales no se dan abasto para prestar el servicio; sin embargo, representa un problema, debido a que no está regulada e implica un riesgo de maltrato animal, recientemente penalizado en el Estado de México.

El martes la, Procuraduría de Protección al Ambiente del Edomex (Propaem) y la Dirección de Desarrollo Urbano de Tultitlán clausuraron dos rampas de transferencia de residuos sólidos ubicados en San Pablo de las Salinas, donde los carretoneros depositan los desechos y de donde son originarios.

El ayuntamiento de Tultitlán aseguró que la medida busca mejorar las condiciones de vida en la zona y prometió brindar opciones de autoempleo a los carretoneros.

El gobierno municipal no tiene ningún tipo de relación con los trabajadores de la recolección de basura artesanal, debido a que, aun cuando proporcionan un servicio, lo hacen de manera artesanal, irregular y bajo aspectos muy cuestionables en relación con el medio ambiente y la violencia animal.

Pero los municipios donde trabajan los carretoneros no tienen un proyecto coordinado.

El edil de Coacalco, Darwin Eslava, prometió terminar con la práctica; sin embargo, el bando municipal no incluye el tema, debido a que no se puede prohibir sin una planeación responsable, explicó.

Ahora el gobierno municipal evalúa la posibilidad de cambiar las carretas por unidades motorizadas o integrar a los carretoneros al servicio de recolección de limpia y analiza qué hacer con los animales.

Ecatepec indicó que los burreros laboran en 30 colonias, a los costados del Gran Canal, como la Quinta Zona, Granjas Valle de Guadalupe, Luis Donaldo Colosio y Guadalupe Victoria.

 

Por Leticia Ríos

oos

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosDesde el Centro de Monitoreo en Tlalnepantla, buscan detectar delitos. Foto: ESPECIAL

Choferes tendrán Big Brother