Alerta no acaba con feminicidios

ONG consideran que falta voluntad de los gobiernos para erradicar los asesinatos por cuestión de género

Foto: Archivo/Cuartoscuro
Foto: Archivo/Cuartoscuro

Karen Nataly, de 26 años de edad, fue la última víctima de feminicidio en la región de Xalapa. Su cuerpo fue encontrado el 9 de mayo en un terreno, debajo de unos arbustos, muy cerca de su casa en la capital veracruzana, 10 días después de su desaparición. Hoy, el presunto asesino se encuentra detenido, imputado por los delitos de desaparición cometida por particulares por delito agravado y feminicidio.

Ni las alertas federales ni el trabajo de organizaciones civiles han detenido la violencia contra las mujeres veracruzanas. Las desapariciones y homicidios van en aumento, mientras que la incidencia de feminicidios dejan a Veracruz en el segundo lugar nacional.

El Observatorio Universitario de Violencias contra las Mujeres ha registrado hasta marzo de este año, 71 desapariciones de mujeres, 18 homicidios y 29 feminicidios en la entidad. Y se trata sólo de los casos reportados por los medios de comunicación, porque en el estado no hay estadísticas oficiales.

De los homicidios de mujeres con las características de un feminicidio, cuatro ocurrieron en Coatzacoalcos, dos en Poza Rica, Córdoba, Río Blanco, Veracruz e Isla, y 15 en distintos municipios como Actopan, San Andrés Tuxtla, Xalapa, Huatusco y Alto Lucero.

Xalapa, donde asesinaron a Karen, ocupó el primer lugar en asesinatos de mujeres durante 2015 y 2016, para 2017 y hasta marzo de este año, es Coatzacoalcos la región que presenta el mayor número de homicidios y feminicidios

Para la directora del Observatorio, Estela Casados, la situación en Veracruz es grave, sobre todo si se considera que tiene una alerta de género y otra por discriminación normativa.

 

 

Pareciera que no estamos bajo un mecanismo federal, bajo una declaratoria, hay casos que no deberían estarse registrando. (…) No está afinado el mecanismo y no hay una reglamentación clara, dijo.

 

 

La también investigadora de la Universidad Veracruzana consideró que falta voluntad política, pero también social, para erradicar esta problemática. Y se debe empezar por reconocer que existe una sociedad violenta hacia las mujeres.

En otros factores, añadió, falta presupuesto –lo que se ha dado es menor para atender la magnitud del problema– y acciones concretas por parte de las autoridades de los tres niveles de gobierno que deben atender la alerta.

 

 

Mientras no se reconozca que es una sociedad violenta hacia las mujeres, no va a suceder algo, expresó.

 

 

La primer alerta de género fue emitida en noviembre de 2016 por feminicidios y la segunda el 14 de diciembre de 2017, por agravio comparado, en los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

Veracruz ocupa el segundo lugar en feminicidios (homicidio de mujeres por cuestión de género) en la estadística del Sistema Nacional de Seguridad Pública, tan sólo después de Nuevo León.

Por: PATRICIA RODRÍGUEZ

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosFoto: Especial

Recorre todas las regiones