Activistas se oponen a corridas de toros programadas en ferias de Hidalgo

Organizaciones defensoras de los derechos animales consideraron contradictorio el discurso de las autoridades de Hidalgo, que afirma respetar y promover políticas públicas para proteger la vida de todas las especies, con las acciones que realizan

corrida de toros
En septiembre de 2012, en el gobierno de José Francisco Olvera Ruiz, las corridas de todos fueron declaradas patrimonio cultural inmaterial del estado. Foto: Cuartoscuro.

La edición de la Feria de Hidalgo, San Francisco 2019, así como la de Pachuquilla, organizada por el ayuntamiento de Mineral de la Reforma, anunciaron sus carteleras de corridas de toros. Después, organizaciones defensoras de los derechos animales consideraron contradictorio el discurso de las autoridades, que afirma respetar y promover políticas públicas para proteger la vida de todas las especies, con las acciones que realizan. 

Estamos en contra de actividades taurinas y gallísticas dentro de las ferias, porque no representan a la sociedad mexicana y, además, merman los derechos humanos y animales. No es el tipo de eventos que necesitamos en un país que cerró 2018 con casi 100 homicidios por día

Melisa Agüero, integrante de la Red Pro Animal

Agüero, integrante de la Red Pro Animal, quien añadió que las asociaciones locales se están organizando para hacer actividades en torno al tema. 

Es inaceptable que las autoridades del estado de Hidalgo demagógicamente señalen que están en contra del maltrato animal, cuando en realidad son omisos en acciones, y el omitir estas acciones se ha vuelto un permiso público para todos los que buscan lucrar con la explotación y el maltrato animal. Para muestra es que los eventos taurinos, por lo menos en Pachuca, han sido el imán para que criaderos de perros vendan animales ilegalmente afuera de la Plaza de Toros bajo el manto de la opacidad del ayuntamiento y el estado, quienes saben que ocurre, pero no se han dignado siquiera a inspeccionar, lo que da como resultado que con el paso de los años este sector de criaderos clandestinos se haya fortalecido, añadió.

En septiembre de 2012, en el gobierno de José Francisco Olvera Ruiz, las corridas de todos fueron declaradas patrimonio cultural inmaterial del estado, respaldado por defensores de la denominada tauromaquia, y cuestionado por animalistas. 

Hidalgo ha sido la entrada del sector taurino con un nombramiento a las corridas de toros como patrimonio de humanidad que no tiene ningún peso realmente, no está avalado por la UNESCO, pero que les ha valido para seguir usando este argumento y realizar actividades que tampoco dejan gran derrama económica como señalan siempre, pues por algo este año en la Feria de Pachuquilla solo habrá una fecha y en la de Pachuca (San Francisco) dos, añadió la activista. 

No obstante, acotó que durante la de Mineral de la Reforma, con una sola fecha, harán que seis seres vivos sufran torturas públicas con recursos públicos que pudieron invertirse en actividades que fomentaran una sana convivencia, que tanto hace falta con tan altos índices delictivos que tenemos en el municipio.

Para Red Pro Animal, dijo, se trata de especismo; es decir, tratar a los miembros de una especie como moralmente más importante que los miembros de otras, porque las autoridades pueden darse cuenta que la explotación hacia perros y gatos está mal, pero contra toros y gallos no, y su argumento es que se trata de una tradición.

No obstante, afirmó que las peleas de perros tienen mucho más tiempo ejecutándose y fueron las primeras en prohibirse. ¿Por qué? Porque finalmente tenemos más convivencia con los animales domesticados, que los vemos como un ser útil al humano y hasta como un accesorio, y sólo por eso con ellos buscamos ser más condescendientes que con el resto de las especies.

Por: Por Áxel Chávez 

ags

También te puede interesar:

Congreso de Jalisco declara charrería como Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado

¿Te gustó este contenido?