Absuelven a feminicidas en Chiapas

De 2018 a la fecha, cuatro hombres consiguieron su libertad; en la entidad, la violencia familiar no es considerada grave

FOTO: Cortesía Marcopolo Heam
FOTO: Cortesía Marcopolo Heam

El 12 de octubre de 2011, Wendy Lizzet Ochoa Méndez, de 19 años de edad, acudió a la Fiscalía Especializada para Protección de los Derechos de las Mujeres, de la entonces Procuraduría General de Justicia, donde denunció la violencia que sufría a manos de su pareja y padre de su hijo, Jimmy Virgilio Villatoro, de 33 años.

Lo acusó de violencia familiar, amenazas y lesiones. Dijo ser golpeada a puño cerrado y con un cinturón, incluso en el embarazo. Un día a Jimmy no le gustó la comida y la bañó con gasolina para quemarla, pero los cerillos se mojaron.

Wendy solicitó medidas precautorias. Iniciaron la averiguación previa 832/UEDSYVF1/211. Pero, pese a la recolección de pruebas y la orden de aprehensión, la entonces procuradora, Alma Rosa Cariño, dijo que no se podían castigar con cárcel al agresor porque la violencia familiar no es un delito grave en Chiapas.

El 27 de febrero de 2012 aprehendieron a Jimmy; salió bajo fianza. El 28 de abril, la familia de Wendy perdió contacto con ella. El 2 de mayo, las autoridades hallaron un cuerpo desmembrado en el Libramiento Norte de Tuxtla Gutiérrez.

Jimmy era docente y el 15 de mayo, cuando celebraba el Día del Maestro, la policía lo arrestó. Confesó y relató como acabó con la vida de Wendy. Seis años y nueve meses después la autoridad le dio la libertad.

NOS SIGUEN MATANDO

De 2018 a la fecha, cuatro feminicidas fueron absueltos mediante un amparo. En febrero pasado, Villatoro fue liberado.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, en enero de 2019 se cometieron cuatro feminicidios en Chiapas, en tres municipios enlistados entre los primeros 10 a nivel nacional: dos en San Cristóbal de Las Casas, uno en Tuxtla Gutiérrez y uno en Comitán.

La Fiscalía General de Chiapas, que se encarga de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, declarada el 18 de noviembre de 2016, asegura que fue uno en Comitán, uno en San Cristóbal de Las Casas y uno en Tapachula.

El Observatorio Feminista contra la violencia de las Mujeres de Chiapas ha documentado cinco casos de feminicidios consumados y ocho de tentativas, en los que en su mayoría los victimarios son parejas o ex parejas de las mujeres.

Para Karen Dianne Limón Padilla, fundadora de Iniciativas Feministas, mientras la violencia familiar no sea un delito grave, se envía un mensaje erróneo y los crímenes quedan impunes. Para las activistas, los casos han apelado al nuevo sistema penal, el cual pone la presunción de inocencia por encima de todo; y la corrupción generalizada de los abogados.

Por Jeny

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EstadosPor la tarde, el candidato convivió con habitantes del municipio de Zacapoaxtla.FOTO: ESPECIAL

Vaticina más guerra sucia