LUCERO Y MIJARES

Lucero se enamoró de Mijares desde que filmaron "Escápate conmigo"; estas escenas lo comprueban

Después de que filmaron la película se volvieron amigos y, eventualmente, se llamaban por teléfono para platicar. Sin embargo, no fue hasta 10 años después que contrajeron matrimonio

ESPECTÁCULOS

·
Lucero y Mijares mantienen una relación de amistad que han demostrado frente a las cámaras. Foto: Twitter @Mary_Esquivel

A pesar de que Lucero y Mijares anunciaron su divorcio hace diez años, la relación entre ambos continúa siendo objeto de múltiples especulaciones. Tal ha sido la popularidad de ambos artistas que algunos fragmentos de sus entrevistas y hasta imágenes de su boda en 1997 continúan viralizándose en plataformas digitales. Tal fue el caso del programa "Con Amor", conducido por Rebeca de Alba en 1998. 

En dicho programa, la pareja abordó algunas de las cuestiones más íntimas de su relación, como la admiración que Mijares sentía por Lucero como persona y como artista. Sin embargo, de acuerdo con lo dicho por el propio cantante, todo parecía indicar que él no era del agrado de "la novia de América", situación que ella desmintió por completo frente a las cámaras. Según el testimonio de Lucero, su amor por el que se convertiría en su esposo comenzó desde mucho antes. 

Lucero y Mijares han compartido escenario en múltiples ocasiones. Foto: Twitter @adriacoralys

Escápate conmigo

En 1988, la película "Escápate conmigo" fue lanzada con Lucero y Mijares como protagonistas de una historia en la que la misma Lucerito se enfrenta a la convivencia y las reglas estrictas de su tía Raymunda, quien desea casarla con un hombre mucho mayor. Sin embargo, el personaje interpretado por la cantante decide emprender una aventura a lado de Mijares, un amigo de la infancia que la impulsa a hacer lo que jamás imaginó. 

La producción comenzó en el año 1887 y, según Lucero, ese fue el momento en el que surgió su atracción por Mijares. Según la cantante, Manuel le encantó desde el primer momento, pero él no sabía que Lucerito existía, lo que impidió que pudieran entablar una conversación más allá del proyecto que compartían. A pesar de la situación, la cantante justificaba la actitud de Manuel debido a que él estaba más concentrado en hacer una carrera exitosa. 

De la amistad al altar

De acuerdo con Lucero, en esa época Manuel Mijares estaba disfrutando de su fama, por lo que no tenía interés alguno en relacionarse con una sola persona. Además, él sabía que ella era "adorada", así que estaba consciente de que no podía jugar son sus sentimientos o romperle el corazón. Después de que filmaron la película se volvieron amigos y, eventualmente, se llamaban por teléfono para platicar. Sin embargo, no fue hasta 10 años después que contrajeron matrimonio. 

Durante ese periodo, Lucero también decidió concentrarse en seguir creciendo a nivel profesional y, aunque no lloraba por el amor de Manuel, saber de él siempre le provocaba mucha emoción. Una vez que Mijares comenzó a interesarse por Lucero de una manera romántica, la también actriz comenzó a aplicar una serie de tácticas para generar un interés verdadero en el cantante y no convertirse en "una novia más".