CHAVO DEL 8

El Chavo del 8: Así fueron los últimos momentos de los protagonistas antes de morir

Aún continúan con vida María Antonieta de las Nieves que hizo de La Chilindrina; Carlos Villagrán, Quico; Édgar Vivar, El señor Barriga y Florinda Meza, doña Florinda

ESPECTÁCULOS

·
Los actores perecieron, pero siguen siendo recordados

La primera muerte relacionada con El Chavo del 8 fue la de Ramón Valdés, mejor conocido como Don Ramón en la serie que durante años se transmitió en Televisa. Fue el 9 de agosto de 1988 cuando el actor y hermano de "Tin Tan" y el Loco Valdés perdió la batalla contra el cáncer de estómago que lo aquejaba desde hacía años. 

Pudo despedirse de su público en el programa ¡Ah qué Kiko!. Como si se tratara de una premonición de lo que ocurriría, la última vez que el intérprete fue grabado para un show fue en un episodio en el que su personaje se enfrentaría a un duelo con otro hombre en un cementerio. 

Pese a que Don Ramón salió sin ninguna lesión del encuentro, Valdés contó otro cuento, ya que después de una agonía. de varios días en el Hospital Santa Elena de la Ciudad de México, perdió la vida a los 64 años de edad. Las palabras que dijo a Carlos Villagrán, quien encarna a "Quico" en la serie que los hizo famosos a ambos son parte del buen humor que tenía el actor, aún en los momentos más difíciles de la vida. 

Unos días antes de morir, Villagrán visitó a su colega en la clínica en la que estaba interno. Al ver que éste no podía aguantar las lágrimas, "Monchito", como lo apodaron sus hermanos, le dijo a su compañero: "Ya no llores, cachetón. Allá te espero". Cuando el actor preguntó que si lo vería en el cielo, el encargado de dar vida al papá de la Chilindrina se negó a esto: "No te hagas tonto: allá abajo", respondió. 

Jaimito el cartero

Raúl "Chato" Padilla, quien encarnaba en la serie a Jaimito el cartero, un trabajador un tanto despistado, fue el siguiente en la lista. El 3 de febrero de 1994, el actor murió mientras grababa una de sus participaciones en los programas de Roberto Gómez Bolaños. La causa fue un paro cardiaco al que no pudo resistir por la diabetes a la que se había enfrentado durante varios años.

Sus restos fueron llevados al Panteón Civil de Dolores, el cual se encuentra ubicado el sur de la Ciudad de México. Tras su muerte, el sketch de "Los Caquitos" en el que participaba fue retirado del show. 

Su viuda aseguró en un discurso que dio el día del velorio que el actor se había ido a una gira muy larga, por lo cual la gente no lo volvería a ver. Nueve años después, Lili Inclán, su mujer, también fallecería. 

Según un libro escrito por Chespirito, el actor murió en una escalera. 

La Bruja del 71

A este fallecimiento siguió el de Angelines Fernández, quien era conocida en el show como la señora Cleotilde, La Bruja del 71. Al igual que Valdés, su muerte estuvo relacionada con el cáncer, aunque para ella la afección le dio en los pulmones. Durante años se ha relacionado esta enfermedad en la intérprete con su habitual consumo de tabacos. 

Había sido diagnosticada con este mal dos años antes, así que tuvo tiempo de ordenar los asuntos que le quedan en el mundo antes de partir de este mundo un 25 de marzo de 1994. Los últimos años, además de tratar de retrasar el paso de la enfermedad, se la pasó descansando, pues se había retirado un año antes de su diagnóstico. Al morir, tenía 71 años de edad.

Cuando Ramón murió, ella fue la única del elenco en acudir al velorio. Durante la ceremonia gritó varias veces el nombre de "Roro", apodo con el que llamaba al actor. Se cree que la relación de amistad entre ambos era tan grande que ella misma habría decidido que sus restos fueran colocados en el mismo lugar donde descansa el Valdés: Mausoleos del Ángel.

El Chavo del 8

A Roberto Gómez Bolaños lo arrullaron las olas antes de morir, debido a que se encontraba en Cancún cuando pereció, a los 85 años de edad. El 28 de noviembre de 2014 un infarto al miocardio acabó con la vida de uno de los humoristas más importantes de la historia mexicana. Sus restos se encuentran en el Panteón Francés de la Piedad. 

Se retiró de la actuación en 1993, aunque fue director de Un baúl lleno de miedo en el 97; escribió tres libros en 1995, 2003 y 2006; finalmente, se encargó de ser asesor para la creación de El Chavo animado y la primera temporada de El Chapulín Colorado animado durante sus últimos años de vida. 

A unas horas de su muerte, ya se había comenzado a organizar el proceso para llevarlo hasta Televisa, San Ángel, casa productora que dio hogar a todas las series del también escritor. Al funeral privado que se armó en la televisora acudieron Édgar Vivar y Carlos Villagrán. María Antonieta de las Nieves quien estaba en un espectáculo en vivo en otro estado interrumpió el show para pedir un minuto de aplausos para su excompañero. 

Fue velado en vivo desde el Estadio Azteca, donde juega de local el América, su equipo predilecto. En la ceremonia hubo varios niños disfrazados que cantaron algunas piezas inspiradas en el personaje y varios homenajes. 

El profesor Jirafales

Los últimos años de Rubén Aguirre transcurrieron en Puerto Vallarta. Sus últimos días los enfrentó al borde de la quiebra, pues un accidente ocurrido en 2007 lo dejó en silla de ruedas y además ocasionó que su esposa, Consuelo Reyes, perdiera una pierna. 

Los gastos médicos superaron la prima del seguro, lo cual hizo que la familia poco a poco se fuera quedando sin recursos. No fue toda la desgracia, pues el actor también sufría de diabetes, por lo que necesitaba una operación en la vesícula. Al final decidió demandar a la Asociación Nacional de Actores para que lo ayudara a pagar el tratamiento; sin embargo, no pudo ver terminado el juicio. 

El 17 de junio de 2016 Aguirre murió a los 82 años de edad, en Jalisco. Se especuló en medios que dejó una deuda de miles de dólares en el hospital. Su esposa, falleció dos años después. La última vez que fue visto en pantalla fue en la serie ecuatoriana Solteros sin compromiso, donde se interpretó a sí mismo.