CATÁLOGO DE NETFLIX

Netflix tiene la mejor película apocalíptica con Nicolas Cage; recaudó 183 millones de dólares

Esta cinta del director Alex Proyas plantea escenarios poco vistos en este tipo de producciones

ESPECTÁCULOS

·
El actor realiza uno de sus papeles más interesantes en la cinta

Las películas apocalípticas han sido una de las formas en las que Hollywood ha logrado recaudar más dinero a través del cine; sin embargo, al igual que con las cintas de terror, muchas caen en los mismos clichés. Son pocas las que salen del molde y tratan de mostrar algo nuevo. Es lo que ocurre con "Presagio", la cual se encuentra en Netflix

Esta producción protagonizada por Nicolas Cage contó con un presupuesto de 50 millones de dólares logró recaudar más de tres veces lo que costó, que en taquillas y ventas internacional se llevó al menos 183 millones 593 mil 586 dólares en la taquilla internacional. 

Esta entrega fue la cinta más popular del año 2009 y solamente estuvo por debajo de otros clásicos modernos como "Watchmen", "¿Quiéres Ser Millonario?" (Slumdog Millionaire) y "Búsqueda Implacable" (Taken), aunque estuvo por encima de otras producciones como "Crepúsculo" (Twilight), "El Caballero Oscuro" (The Dark Knight) y "Monsters Vs Aliens". 

Pese a la tendencia de la crítica no favoreció a este trabajo liderado por el director Alex Proyas, quien también se encargó de entregar "El Cuervo" en 1994, ofrece algunos elementos que son sumamente interesantes para los espectadores y los cuales pueden ser más vigentes a día de hoy. 

La película se estrenó en 2009. FOTO: Especial

Ficha técnica

Título original: "Knowing". 

Duración: 121 minutos. 

País: Estados Unidos / Reino Unido.

Director: Alex Proyas.

Disponible en español, portugués, inglés.

Presupuesto 50 millones de dólares.

Recaudación 183 millones 593 mil 586 dólares.

Reparto: Nicolas Cage, Chandler Canterbury, Rose Byrne, Lara Robinson, Nadia Townsend, Ben Mendelsohn, Alan Hopgood, Adrienne Pickering.

¿De qué trata esta película de Netflix?

"Presagio" inicia con Lucinda, una pequeña que comienza a escribir de manera frenética varios números sobre una hoja. Esta práctica es mal vista por los compañeros de clase de la pequeña, quienes suelen molestarla frecuentemente. 

La página escrita por la niña es colocada junto con varias cartas de los otros menores en una cápsula del tiempo que será desenterrada 50 años en el futuro para que los alumnos de entonces puedan conocer la forma en la que sus predecesores se imaginaban el futuro. 

En el presente en el que se lleva a cabo esta historia, Caleb interpretado por Chandler Canterbury es uno de los elegidos para leer la misiva de Lucinda; sin embargo, no comprende la intención de plasmar estos dígitos sobre la hoja. 

John Koestler (Nicolas Cage), quien es un profesor de astrofísica y padre de Caleb, descubre que los números en las hojas corresponden a varios cataclismos, accidentes, atentados y desgracias que ha enfrentado la humanidad durante las últimas cinco décadas. 

Pese a que al principio duda de esta evidencia, poco a poco se entera de que estos sucesos están relacionados con la realidad. El problema de esto es que las cifras se terminan en una fecha próxima. 

¿Por qué verla?

Si bien no es la mejor película que hay en la plataforma, el planteamiento de la historia es interesante, debido a que pone en entredicho cómo se llevaría a cabo el final del mundo de una forma casual y sin posibilidad de enfrentarlo. 

Además de esto, hay una historia secundaria en la cual se muestra a seres con cualidades sobrenaturales que acechan a los protagonistas con intenciones no definidas. 

El suspenso, el uso de la ciencia, la producción, así como el desenlace son aspectos a tomar en cuenta en esta producción, que si bien no es digna de un Oscar, entretiene y cumple para el público que espera ver una cinta ligera, pero con un significado profundo.

La cita habla de una destrucción inminente de la humanidad. 

Lo malo de la cinta (SPOILER ALERT)

Si no has visto la película, te recomendamos mirarla y regresar después. Los más expertos en el cine o los espectadores más quisquillosos encontrarán que hay al menos dos agujeros de guión graves que impiden a esta cinta ser una entrega más entrañable. 

El primero de ellos es que los alienígenas dicen al final estar dando a conocer su mensaje a los elegidos; sin embargo, al saber en qué fecha en específico terminaría el mundo, no tiene sentido que se comuniquen con Lucinda, ya que ella no vivirá para el viaje. 

No hay una razón para que los extraterrestres informen sobre las catástrofes que ocurrirán, ya que no pueden prevenirse, ni sirven para nada a las personas que seleccionaron para ir con ellos en la nave, por lo que esta situación podría ser considerada un desperdicio de tiempo para narrar otras cosas.