PEDRO ARMÉNDARIZ

Pedro Armendáriz: Cómo tratar de seducir a una mujer lo convirtió en una leyenda del cine

El actor decidió cómo murió, pero no la forma en la que se adentró en el espectáculo

El actor es uno de los referentes del cine de oro mexicano
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Pedro Armendáriz es uno de los actores más prolíficos de la época del cine de oro mexicano; sin embargo, su camino parecía depararle situaciones menos mediáticas, pues se preparó desde joven para convertirse en ingeniero aeronáutico, en Estados Unidos

Pese a los estudios, el entonces joven mexicano decidió trasladarse a la capital del país, donde aprovechó que sabía hablar bien inglés y español para obtener varios trabajos. 

De esta forma fue el encargado de la recepción en un hotel, vendedor de seguros y, finalmente, guía de turistas. La leyenda sobre el actor Además de coqueto, Armendáriz tenía una memoria prodigiosa que le servía para retener cientos de datos, entre ellos, algunos versículos de Hamlet.

En cierta ocasión, dice el rumor, el entonces guía de turistas daba un recorrido a varios norteamericanos por la Ciudad de México, cuando vio a una extranjera que le gustó. 

Un conquistador sin fronteras

En ese momento, Armendáriz decidió recitarle en inglés parte de la obra de William Shakespeare a la turista a fin de enamorarla. A fin de cuentas, la mujer lo rechazó. 

No obstante, a quien sí cautivó fue al director de cine Miguel Zacarías, quien decidió darle una oportunidad en la cinta María Elena. En ese entonces, Pedro tenía 22 años de edad y de frente una carrera que duraría casi tres décadas.

Su dominio de los dos idiomas hizo que su talento fuera requerido tanto en cintas mexicanas como en norteamericanas, donde estuvo bajo las órdenes de varios realizadores

La etapa más exitosa le llegó cuando se hizo uno de los actores predilectos de EmilioEl IndioFernández, quien lo puso actuar en al menos 22 películas en las que compartió el libreto con personajes como María Félix y Dolores Del Río

Lo único que pudo detener la carrera del actor fue la enfermedad, pues en 1956 participó en “The Conqueror”, una película estadounidense que se grabó cerca de un campo en el que se llevaba a cabo 11 pruebas radiactivas, tras lo cual padeció cáncer linfático, de riñón, garganta y de huesos. 

Finalmente, a la edad de 51 años de edad, el intérprete decidió acabar con su vida mientras se encontraba interno en una hospital de Los Ángeles. Para hacerlo colocó una pistola apuntando a su pecho y jaló el gatillo

 

GDM