Abuelita de Thalía y Laura Zapata sale del hospital, ya se recupera en casa

Doña Eva Mange tiene 103 años y nuevamente demuestra ser fuerte como un roble, pues ha logrado salir victoriosa de una nueva crisis de salud

Abuelita de Thalía y Laura Zapata sale del hospital, ya se recupera en casa
La noticia fue celebrada por los fans de la actriz con gran emoción, pues el fin de semana pasado se le brindó la santa unción a Doña Eva. FOTO: ESPECIAL

La abuelita de Thalía y Laura Zapata ha superado una vez más una decaída, pues tras una semana de estar internada por complicaciones en su salud ya ha salido del hospital por lo que desde este martes ha estado recuperándose, así lo informó Laura Zapata en sus redes sociales.

Doña Eva Mange tiene 103 años y nuevamente demuestra ser fuerte como un roble, pues ha logrado salir victoriosa de una nueva crisis de salud, que según contó la actriz, se debió a una baja en los niveles de sodio de su abuelita.

Cabe señalar que en meses pasados Laura Zapata, generó controversia al acusar a la residencia de ancianos en donde tenía a su abuelita de maltratarla, por lo que decidió sacarla de dicho lugar.

Fue por medio de sus redes sociales que la actriz dio la buena noticia con la publicación de una foto en la que se le ve a ella a lado de su abuela, imagen que acompañó con un emotivo mensaje.

Doña Eva se nota muy feliz y recuperada. FOTO: INSTAGRAM

Ya había recibido la santa unción

La noticia fue celebrada por los fans de la actriz con gran emoción, pues el fin de semana pasado Zapata había anunciado que uno de sus amigos había acudido hasta el hospital con la intención de brindarle la santa unción a su abuelita, lo que preocupó a sus seguidores.

Ante la preocupación de sus fans Laura Zapata, explicó que la “extremaunción" no solo se otorga a los convalecientes, sino que ayuda a obtener el perdón de los pecados, además que da consuelo, paz para soportar el dolor y restablece la salud.

Finalmente la actriz explicó que su abuela debió de ser internada ante la baja de sodio que registró, desencadenada por el tratamiento que llevaba para sanar las lesiones recibidas en el asilo, donde se denunció desarrollo escaras en la piel.

SSB


Compartir