Mariana Chenillo: Empatía, clave para sociedad equitativa

La directora presenta la cinta “Todo lo invisible” para visibilizar las dificultades que pasan las personas con alguna discapacidad

Mariana Chenillo: Empatía, clave para sociedad equitativa
Ari Brickman y Bárbara Mori protagonizan la película "Todo lo invisible", de la directora Mariana Chenillo. Foto: Especial

La directora Mariana Chenillo considera que la empatía, y no la lástima o condescendencia, es lo que generará una sociedad más equitativa y justa, no sólo para las mujeres, también para las personas que padecen una discapacidad que merma su convivencia.

“Es necesario ver las diferencias o discapacidades no como algo que le pasa a otros, sino como una situación que nos puede pasar a nosotros en cualquier momento y hay que aprender a lidiar y vivir con ello”, comentó la cineasta, quien estrena hoy la película “Todo lo invisible” protagonizada por Ari Brickman y Bárbara Mori.

Una historia en la que "Jonas" (Ari), un padre de familia sufre un accidente que lo deja ciego y su vida cambia radicalmente. Debe aprender a lidiar con este suceso, mientras evita que su matrimonio con “Amanda” (Mori) se desmorone y su papel de padre se vea afectado.

El guion fue escrito por Chenillo y Brickman, inspirados en el problema de visión que tiene la cineasta, cuando estaba en la universidad se le desprendió la retina. “Un aprendizaje tremendo, fue insertarme en ese mundo, porque Mariana tenía mucha más información y claridad sobre el tema, me tocó leer, vi cosas muy fuertes que me educaron. Ahí inició el proceso y poco a poco “Jonas” empezó a existir, luego de un suceso que te cambia la vida y tienes que adaptarte para reconstruir tu existencia desde otro lugar”, contó Ari.

El principal reto para el actor fue hacer un personaje creíble quien tras el accidente, su primera reacción es la negación, un sentimiento que considera aparece en las tragedias que el ser humano vive, como la actual situación sanitaria. “Esta pandemia nos ha tocado a todos de alguna u otra manera y hemos sentido ese impulso de negación, ‘de a mí no me puede encerrar nadie o no uso cubrebocas’. Hay muchas reacciones y por las circunstancias mismas te tienes que adaptar aprender a convivir con eso”, expresó.

Presta su vulnerabilidad

Bárbara Mori se sumó a este proyecto, que fue filmado en 2019, para dar vida a “Amanda”, un personaje al que le prestó parte de su vulnerabilidad y fortaleza para retratar a una mujer empoderada que de alguna forma, aunque es vulnerable, tiene que mostrar estabilidad para que la familia no se venga abajo, estar en casa con sus hijas y trabajar.

“Construir mi papel fue un proceso lindo, Ari y Mariana me llevaron de la mano a descubrirlo, la vida les cambia y ella se va enfrentando a una pérdida distinta de su marido, no hay complicidad, no existe el deseo sexual, hay muchas cosas que se perdieron y ella tiene la necesidad de hablarlo para entenderlo”, señaló.

Por Patricia Villanueva

hmm


Compartir