Conoce la rara característica que compartían Freddie Mercury y Jenni Rivera

Ninguno de los dos cantantes hicieron algo para cambiar esta parte de su cuerpo

Conoce la rara característica que compartían Freddie Mercury y Jenni Rivera
TALENTOS ÚNICOS. Ambos cantantes fueron reconocidos en sus sectores

A lo largo de la historia de la música es común encontrar casualidades que unan a los artistas, sin importar el género al que se dediquen. Algunos comparten las mismas historias de origen, antepasados e inclusive acuden a las mismas escuelas que otros artistas; sin embargo, pocas figuras lucen tan opuestas como Freddie Mercury y Jenni Rivera. 

Uno fue el considerado por muchos el mejor vocalista de la historia del rock, mientras que la otra fue laureada en México como la "Diva de la banda" por sus interpretaciones. No obstante, los dos compartían una condición clínica que suele llamarse dientes supernumerarios. 

Es relativamente común que alguna persona desarrolle más dientes de los que tiene; sin embargo, en menos del uno por ciento de la población suelen crecer más de dos piezas, situación que tanto Freddie como Jenni experimentaron a lo largo de su vida. 

La cantante vivió sin complejos.

El caso de Jenni

Jenni Rivera fue una de las cantantes de música regional mexicana más importante de su generación. Además de tener una carrera en los escenarios, la intérprete también era empresaria y trabajó en una autobiografía. El único complejo que tuvo durante su vida fue el sobrepeso, pero tras una cirugía logró obtener la figura que deseaba; en vida, su piel nunca más fue tocada por un bisturí. 

En una entrevista que dio para la revista People en 2009, la "Diva de la banda" dio a conocer que pocas personas conocían que nació ocho muelas del juicio; es decir, cuatro piezas dentales extra. Antes de perecer logró sacarse dos de ellas, pero dos más las conservó por no ir de nueva cuenta al dentista. 

En esa ocasión, dijo además que la gente no se daba cuenta, pero desde que tenía uso de razón sabía que el lado derecho de su cuerpo era más grande que el izquierdo, aunque aseguró que nunca sintió complejos por su organismo, ya que consideraba que sin importar la frivolidad de la gente, se sentía cómoda con sus atributos.

"Sí, todo. Tengo una bubi más grande. También una pompa, una oreja y hasta el ojo derecho más grande, pero no es algo que la gente lo vea de primer impacto".

El vocal nunca quiso ir a un dentista.

El caso de Freddie

El cantante que nació con el nombre de Farrokh Bulsara odiaba la forma en la que los cuatro dientes incisivos adicionales que tenía en la boca empujaban sus dentadura hacia el frente y lo hacían lucir con una mandíbula prominente. 

En ocasiones, cuando platicaba con la gente en privado solía tapar esta parte de su cuerpo con sus manos para evitar las miradas o el juicio de los demás. No obstante, siempre se negó a acudir al dentista por temor a que con estas perlas de su boca también se fuera el talento que le permitía obtener registros vocales de un barítono.

La ciencia contradijo a Mercury años después de su muerte, pues a lo largo de las décadas varios ortodoncistas han sido entrevistados para determinar si el talento del vocalista de Queen se debía a sus dientes, a lo cual todos han indicado que esto se debía a que el cantante podía usar además de sus cuerdas vocales, sus cuerdas ventriculares, una parte del cuerpo que no todos pueden ejercitar, ni utilizar como lo hacía el músico. 

 


Compartir