Haz tu denuncia aquí

Músicos y amenizadores de eventos sociales, a la deriva por Covid-19

El señor Reyes Morales Mejía tiene 55 años con su grupo musical y nunca había parado

ESPECTÁCULOS

·

Hace 55 años, el señor Reyes Morales Mejía formó el grupo Reyes y Los Cinco Soles para amenizar eventos sociales, shows en vivo, fiestas familiares y los bares de los hoteles de la Zona Rosa o Polanco. Hoy todos sus eventos fueron cancelados o pospuestos a la espera de que la pandemia por el COVID-19 termine y la gente vuelva a salir a las calles.

“Iniciamos en los 60, tuvimos una época de mucha bonanza, con programas de televisión, eventos de variedad en la CDMX y provincia. Nunca parábamos, trabajamos diario de lunes a sábado y, a veces, hasta los domingos. En los últimos años ha venido a menos, porque los jóvenes prefieren la música grabada, pero ahora es peor con esta cuarentena”, mencionó el músico.

Morales Mejía es uno de los tres mil músicos profesionales que integran el El Sindicato Único De Trabajadores De La Música Del Distrito Federal (SUTM) y El Sindicato Único De Trabajadores De La Música Y El Espectáculo (SUTME) que le piden ayuda al Gobierno Federal para recibir en esta cuarentena y los integren al programa de desempleo.

No te pierdas nuestro podcast sobre coronavirus:

Tiene 71 años, esposa y dos hijos adultos, que si bien trabajan, están siendo afectados por la pandemia y los ingresos al hogar se redujeron. Por fortuna, ahorró dinero, pero si siguen más semanas, se quedará sin nada, al igual que muchos compañeros músicos.

“Nosotros no tenemos patrón, estamos desprotegidos, no recibimos dinero del erario, ni jubilación. Buscamos conseguir despensa o ayuda económica, sabemos que a otras personas los apoyan, eso sería bueno para los que nos dedicamos a la música y no estamos trabajando”, dijo el señor.

[nota_relacionada id=971542 ] 

Víctor Guzmán González, Secretario General del SUTM-SUTME, explicó que no son un sindicato común, ya que jamás han recibido dinero del gobierno y sólo se mantienen de las cuotas de sus miembros, que cubren pequeñas cirugías médicas y estudios de laboratorios, pero no pueden absorber una ayuda económica ahora.

Por Patricia Villanueva Valdez
lctl