18 FICM: “Fuego adentro”, una película que rompe con los estereotipos

El director Jesús Marío Lozano muestra otra cara de la violencia al contar la historia de dos hermanos que más que la sangre, es el pasado lo que los une

18 FICM: “Fuego adentro”, una película que rompe con los estereotipos
UNA CINTA CERCANA. El director habló de la cinta que se presenta en el FICM

El cineasta Jesús Marío Lozano considera que la sociedad tiene varios conceptos arraigados en el imaginario colectivo que no son únicos, uno de ellos es que piensan que en el mundo del narco y la violencia sólo hay personas malas, cuando esto no es así, en ese ambiente se relacionan todo tipo de personas en mayor o menor grado.

O que la sangre une, cuando en realidad, las historias más trágicas son protagonizadas por hermanos, por eso en su nuevo largometraje “Fuego adentro” corta estos conceptos y muestra la historia de "León" (Hugo Catalán), un hombre que vive en un pueblo montañoso, alejado de todo, sin contacto alguno, pero pronto descubre que hay hechos de los que no se puede huir.

La cinta fue filmada en la Sierra Norte de Puebla, un paisaje que se volvió un personaje más, al ser el lugar en donde “León” trata de buscar una respuesta, de conectar con los dioses que originalmente habitaban la zona de las comunidades náhuatls.

“El paisaje es otro personaje, porque sabía que en esa belleza natural, algo terrible podía pasar. Es un tema que me interesa, porque definitivamente siento que nuestra sociedad está atrapada en complicidades hechas desde hace mucho, quería alejarme de los estereotipos de los malos, tenía que mostrar todas sus caras y el mejor modo para hacerlo es con la relación que hay entre dos hermanos”, explicó. 

Una cinta íntima

El largometraje lo realizó en dicha zona durante tres semanas, con un crew conformado sólo por seis personas, por lo que el mismo director y actores tuvieron que cargar y mover el equipo.

“Fue poco crew, porque quería una relación más cercana, que los actores estuvieran más inmersos en la historia. Con esta intimidad es como si estuviéramos escribiendo el guion con pluma y en papel, todos juntos teníamos que lograr la magia cinematográfica”, detalló. 

Entre las escenas más difíciles de rodar, está la de un matadero de cerdos, un lugar que existe y aprovechó para filmar las tomas, por lo que aclaró que no fue algo hecho específicamente para la película. Además, filmar fue complicado, porque la grabaron entre el cineasta y Hugo, “fue impactante, pero es real el sufrimiento que pasan los animales”, señaló.

“Fuego adentro” forma parte de la selección oficial del Festival Internacional de Cine de Morelia, que inició ayer en la capital de Michoacán

Por Patricia Villanueva


Compartir