Haz tu denuncia aquí

Aterriza cine francés

ESPECTÁCULOS

·

Francia es el tercer país con el mayor número de estrenos y el cuarto en convocar asistentes en tierra azteca; estos números responden en parte al crecimiento del Tour de Cine Francés, que este año llega a su edición número 23 y espera reunir a 400 mil espectadores en las ciudades de México en las que se exhibirá, del 6 de septiembre al 17 de octubre.

“Este año es una programación ecléctica que seducirá a un gran número de espectadores. Contamos con comedias negras, filmes dramáticos y románticos. Además, tres de las cintas son dirigidas por mujeres, lo que también habla de un equilibrio”, comentó Marc Boisson, delegado general de la Federación de las Alianzas Francesas.

De acuerdo con José Miguel Álvarez, coordinador general del IMCINE, esta industria también está dentro del top cinco de los países que más premios otorgan al cine nacional; de ahí la importancia de la relación entre ambos países y, como cada año, antes de la proyección del largometraje, se mostrará uno de los 15 cortos mexicanos que compitieron por "La Palmita" que entrega el tour en reconocimiento del cine nacional, el cual ganó Escafandra, de Roque Azcuaga, el cual fue grabado casi en su totalidad con un celular y narra la búsqueda de un artista que el cineasta admira y todo lo que implicó el viaje.

Entre las películas que se exhibirán este año, está Amanda, dirigida por Mikhaël Hers, la cual recientemente ganó el premio a Mejor Película en la Competencia Internacional de la edición 15 del Santiago Festival Internacional de Cine (Sanfic). El filme sigue la vida de David, un joven de 20 años que está entrando a la vida adulta, se enamora de su vecina, todo parece ir bien, pero su hermana mayor muere en un atentado, y él tiene que hacerse cargo de su subrina y enfrentar todo lo que esto implica.

También se mostrará Blanca como la nieve, de Anne Fontaine; Edmond, de Alexis Michalik; El Misterio del Sr. Pick, de Rémi Bezançon; En buenas manos, de Jeanne Herre; Mi niña, de Lisa Azuelos; y Un amor a segunda vista, de Hugo Gélin.

Por Patricia Villanueva Valdez

edp