Haz tu denuncia aquí

Restauran a ‘La Llorona’

La directora del archivo Permanencia Voluntaria trabaja en reparar la cinta de 1933 DIRIGIDA POR Ramón Peón

ESPECTÁCULOS

·

La Llorona fue la primera película de terror sonora que se hizo en México y la dirigió Ramón Peón en 1933. Ochenta y seis años después, es restaurada para exhibirse en la edición número XVIII de Macabro, el Festival Internacional de Cine de Horror de la Ciudad de México que inicia hoy.

“El largometraje fue producido por los pioneros del cine mexicano, quienes reunieron dinero para competir con las películas de Hollywood, que contaban historias ajenas a los mexicanos, por eso se unieron para narrar la vida de personajes nacionales. Como sabían que el género de terror había gustado mucho por el antecedente de Drácula, decidieron contar esta leyenda”, compartió Viviana García Besné, directora del archivo Permanencia Voluntaria, quien se encarga de restaurar cintas populares para salvaguardar el patrimonio histórico y al mismo tiempo exhibirlo.

La impresión original en nitrato de esta cinta es de la Filmoteca de la UNAM, donde se escaneó una copia y se mandó a restaurar a Estados Unidos con dinero de becas que García gana, porque en México no hay interés, cuando sí hay una audiencia importante interesada en ver este cine.

La restauración está en proceso, en ocho meses avanzaron un 80 por ciento, con este porcentaje se puede exhibir en el festival, pero para completar el arreglo, abrirán una convocatoria el día de la proyección para que artistas mexicanos se suman al proyecto, ya que el público que asiste le interesa este tipo de filmes.

“Ya se hizo la corrección de color y audio. Lo que sigue es un trabajo más meticuloso de cuadro por cuadro, por eso invitaremos a diseñadores a que se unan, les enseñaremos cómo es el proceso. No tenemos dinero para pagar el trabajo, pero se les dará el crédito correspondiente. Sabemos que hay gente interesada en salvar el cine popular, que al mismo tiempo es más despreciado, porque no es el de (Luis) Buñuel o los grandes clásicos, cuando también es importante”, aseguró García.

Con el archivo tiene cinco años y ha restaurado cerca de 150 películas, entre las que destacan, Santo contra la hija de Frankenstein de 1972 y Santo contra las mujeres vampiro de 1962. Cada restauración tiene un costo aproximado, de entre 25 y 70 mil dólares, dependiendo el caso.

Hay algunas cintas que por el deterioro cuestan más de 150 mil, como fue el caso de El fantasma del convento de 1934, porque fue restaurada del nitrato original.

El trabajo lo hace con el apoyo y respaldo de tres instituciones estadounidenses: Film Foundation, Academy Film Archive y UCLA Film and Television Archive, quienes también resguardan algunos trabajos, porque su archivo, ubicado en Tepoztlán, Morelos, no tiene las condiciones necesarias para mantenerlo.

Viviana destacó que aún faltan muchas cintas por recuperar, pero la decisión de cuáles trabajan o no, dependen del daño que tiene cada una. Las próximas que se irán a Estados Unidos para su restauración son: Santa, la primera película sonora mexicana, dirigida por Antonio Moreno y que se exhibió en 1932 y Santa Claus la cual fue estrenada en 1959 en varias salas de México.

Por Sonia Ávila
lctl