Haz tu denuncia aquí

Zoé cierra gira con un Auditorio Nacional repleto 

Meme, de Café Tacvba, acompañó al grupo en el escenario, en una noche en la que León estuvo muy cerca del público 

ESPECTÁCULOS

·

Desde las 20:00 horas centenares de fans se reunieron en el lobby del Coloso de Reforma. En su mayoría eran jóvenes, pero también había niños y adultos que orgullosos portaban los souvenirs de la banda.  Algunos incluso lucían jorongos, una prenda que suele usar León Larregui en conciertos o videos del grupo.

A las 20:30, el grupo Metric fue el encargado de abrir la velada con “Breathing Underwater”, “Dressed to Suppress”, “Dark Saturday” y “Gold guns girls”, entre otras. La zona general frente al escenario, de pie, corearon cada uno de los temas. Después de 40 minutos, Emily Haines, vocalista, agradeció al público y a Zoé por permitirles tocar.

A las 21:30 horas, el recinto estaba lleno y los fans del grupo mexicano pedían con chiflidos y aplausos la presencia de sus ídolos, quienes con este show cerraron la gira de su sexto álbum de estudio “Aztlán”.

Pocos minutos después las luces se apagaron y solo una tonalidad azul se apreció en el escenario. Con el sonido de “Venus”, aparecieron en el entarimado, provocando el furor de los presentes. Siguieron con “No hay mal que dure” y “Últimos días”.

“Gracias a todos los que vienen de otros estados. Estamos contentos de cerrar esta gira hermosa en este recinto tan significativo, lleno de fans, la familia y amigos”, dijo León antes de cantar “Azul”.

La pantalla central, tenía forma de pirámide invertida y a los lados tres líneas de luces, de cada lado, completaban el efecto tridimensional. Sobre ésta se proyectaban figuras geométricas y destellos de colores en algunos temas.

En ocasiones el rostro de León, también era el protagonista de la pantalla. “10 AM”, “Nada”, “Arrullo de estrellas” y “Renacer” fueron coreados a todo pulmón. Después sonó “Fin de semana”, un tema que Larregui le dedicó a su hermana y que dijo me hacía falta escuchar. 

Todos los integrantes del grupo lucieron una vestimenta sencilla, camisa, pantalón y zapatos, con tonos discretos. Incluso León, quien llevaba una camisa negra. Además de unos lentes que no eran oscuros. 

Con “Corazón Atómico” y “Vía Láctea”, del Memo Rex Commander..., saludó a varios de los fans que estaban al pie del escenario y le extendían sus manos para tocarlo. 

“Oe, oe, oe, oe, Zoé, Zoé”, entonó el público, tras los temas “Labios rotos” y “Hielo”, los cuales sirvieron de preámbulo para la sorpresa de la noche. Las luces se apagaron, los técnicos pusieron un teclado más y con los primeros acordes de “Paula”, cantó Meme, el tecladista de Café Tacvba, quien de inmediato fue ovacionado por los presentes. El músico también acompañó al grupo con “Poli”, con el cual todos salieron del escenario.

Tras una breve pausa Zoé regresó para cerrar la noche con “Polar”, de su disco “Rocanlover” (2003), en la que León tocó la guitarra. “Este es un tema que desempolvamos para toda la gente que lo pedía. Ya no las tocamos seguido porque ahora nos identificamos con las canciones nuevas, son las que nos representan, los viejos sencillos ya no. Pero entiendo que quieran escucharlas y me da gusto, también son una parte de mí vida”, dijo León. 

Después aseguró que aunque se están haciendo viejos, seguirán tocando hasta que se les “caigan los huesos”; y siguió con “Oropel” y “Luna”. En esta última se bajó del escenario y caminó entre el público, sus fans aprovecharon para tomarse fotos y abrazarlo. 

“Esta canción es especial porque fue la primera que pegó de Zoé y no era parte de un disco, sino de una película”, explicó el vocalista antes de cantar “Soñé”, la cual formó parte del soundtrack de “Amarte duele” (2002). 

Finalmente, invitó a los miembros de Metric a cantar con ellos “Love”.

Por Patricia Villanueva