Haz tu denuncia aquí

Rebecca Jones a la reconquista

ESPECTÁCULOS

·
La actriz Rebecca Jones reapareció y habló de cómo se enfrentó al cáncer de ovario que le fue diagnosticado a principios de este año. Desde su casa, la actriz compartió en entrevista con El Heraldo de México cómo fue que decidió alejarse de los escenarios durante la aparición del padecimiento. “Me he pasado mucho tiempo encerrada, no quise compartir porque así lo decidí, se me acercaron amigas que les había dado cáncer para ayudarme y decirme lo que llegaría a sentir, consejos que me ayudaron mucho”. Como diría el fallecido Carlos Olmos, escritor de telenovelas como Cuna de Lobos, misma que Jones protagonizó: “es una extraordinaria actriz, sus raíces son de teatro, pero gracias a su calidad conquistó la pantalla chica y el cine”. Hace ocho meses la vida la llevó a un escenario desconocido, Rebecca no tenía guiones, sólo tenía que contar una historia: su supervivencia de cáncer de ovario. VENCIENDO AL CÁNCER A Rebecca le diagnosticaron cáncer de ovario el 7 de noviembre de 2017, y a la semana, recibió la noticia de que su mamá había fallecido, para la actriz fue una lucha constante, “Al principio me dieron un diagnóstico equivocado, pero yo tenía muchas molestías y, después de tres meses, me volvieron a checar y fue cuando me dieron la noticia”. Jones se enfrentó a la realidad al mismo tiempo que su madre murió. "Mis oraciones eran directamente para ella, yo tengo mis santos favoritos como San José, San Cristóbal y en este caso también me encomendé a San Rafael, además siento que Dios es una energía que está dentro de nosotros”. ¿Le reclamó a los doctores que dieron mal el diagnóstico? Por supuesto que me enojé muchísimo, pero esa molestia ya no existe, al principio si tuve mucho coraje contra uno de los doctores que me conoce de toda la vida, quien tal vez nunca pensó que algo tan grave me estuviera sucediendo, yo decidí perdonarlo. ¿Cómo asimiló la noticia, cuando le dieron el diagnóstico real? Fue sorpresivo, porque siempre he sido una persona que me cuido mucho, intento llevar una alimentación sana. Me hice la pregunta de'¿Por qué me dio cáncer?', pero no tuve respuesta, ahora lo que estoy empezando a entender es para qué me dio. Ya tenía un plan de vida y ahí es cuando te das cuenta lo insignificante que somos, puedes tener un plan de vida, pero Dios tiene otro para ti. EL APOYO DE SU HIJO ¿Cómo le dio la noticia a su hijo Max? Le comuniqué el mismo día que me dijeron, lo tomó como un guerrero, con gran entereza, y desde ese momento ha estado conmigo, no me ha soltado la mano, esta enfermedad tiene cosas lindas, como descubrir quienes son tus verdaderos amores en la vida. ¿Qué efectos le dejaron las ocho quimioterapias, y como los ha combatido? Perdí 5 kilitos que tenía de más (rie), es sorprendente como te da anorexia, a mí lo que me sostenía en esos días era una proteína de cáñamo, que es muy completa, comía muchas frutas, verduras como la yaca”. ¿Por qué no tuvo secuelas importantes? Cuidaba mi dieta, fue algo que me ayudó mucho al llegar a esta situación del cáncer, porque tenía un cuerpo sano, pero ahora lo voy a vigilar más, no comer azúcares por ejemplo, el azúcar es el alimento favorito del cáncer, la glucosa. ¿Qué impacto tuvo al verse por primera vez en un espejo luchando contra esta enfermedad? Tremendo, es una prueba contra la vanidad absoluta; el doctor me dijo que se me iba a caer el pelo, las pestañas, y no me importó, pero me rapé en la segunda quimioterapia, y la verdad mi piel, las uñas, todo está perfectamente bien. Pocas veces habló de su enfermedad, ¿Por qué? He pasado mucho tiempo encerrada, no quise compartir mi etapa de recuperación, porque así lo decidí, necesitaba toda esa energía para mí, y no dispersarla, se me acercaron amigas que les había dado cáncer para ayudarme y decirme lo que llegaría a sentir, consejos que me ayudaron mucho. Ahora que concluyeron las quimioterapias, ¿Tiene que continuar con otro tratamiento? Ya empecé con tratamiento de inmunoterapia, una vez al mes, pero ya no tiene efectos secundarios, tengo que ir a aplicármela al hospital y a seguir adelante con la vida. CERRANDO CICLOS Tras vencer el cáncer, Rebecca Jones está cerrando ciclos, como el de llevar las cenizas de su madre a su última morada. Con su mejoría de salud, ¿Qué pasará con las cenizas de su madre? En diciembre vamos a hacer una reunión familiar en Laguna Beach, donde descansa también mi papá y mi hermano más chico que murió hace muchos años. Ahí quería que la lleváramos, entonces las pondremos en ese lugar, los tres juntos, que lindo. Mi mamá se murió a los 90 años y mi papá de casi 90. Vivieron vidas plenas, ricas, sanas, ¿qué más quieres?, a mí si me estaba llevando muy rápido, no, no, no, no empujen. ¿Ya tuvo un duelo de dolor por la pérdida de su mamá? Yo no me había dado cuenta que no había podido tener el duelo de mi mamá, porque me tocó en el final de Las Malcriadas, los actores estamos acostumbrados a poner otra cara ante la adversidad, entonces eso mismo te va acumulando muchas cosas por adentro, siempre tenemos que mantener una sonrisa. Después tuve varias catársis de llanto. ¿Siente a su madre cerca? Ella está conmigo, más cerca que nunca, siento que las cosas pasan en un órden y pasan por alguna razón. DATOS   REGRESO A LOS ESCENARIOS Quiere trabajar con la productora Tina Galindo Sueña con compartir escenario con Silvia Pinal Tiene planes de hacer la puesta Tercera llamada Se encuentra en la lectura de un guion de cine La actriz nació el 21 de mayo de 1957 Ganó un premio TV y Novelas en 1995   Sus telenovelas Las malcriadas (2017) La doña (2016) Que te perdone Dios (2015) Señora Acero (2014) Pasión prohibida (2013) Para volver a amar (2010) Tengo todo excepto a ti (2008) Cuna de lobos (1986) El ángel caído (1985) El amor nunca muere (1982) Como productora Huracán (1997) El tesoro de Clotilde (1996) ¡Aquí espantan! (1995) Guerrero negro (1994) Por Patricia Villanueva