Haz tu denuncia aquí

David Byrne conmueve y sorprende a los mexicanos

ESPECTÁCULOS

·
  Con un concierto de dos horas el músico neoyorquino David Byrne presentó anoche de forma oficial en México su nuevo material de estudio titulado “American Utopia” ante un Teatro Metropólitan lleno a tope. El músico de 65 años apareció sobre el escenario –donde solo había una silla, una mesa y un “cerebro”– en punto de las 21:30 horas, después de que se encendieron las luces, el artista comenzó a cantar y los músicos entraron a escena atravesando unas cortinas plateadas que daban la impresión de ser gotas de lluvia. Los 12 músicos (todos descalzos incluyendo a Byrne) comenzaron a interpretar temas como “Here”, “Lazy”, “I Zimbra”, “Slippery people” y “I shouldwatch tv”, mientras el juego de luces iba dando diferentes atmósferas a la presentación. El discurso de bienvenida de David levantó el ánimo de los presentes al recordar que, hace casi 30 años, dio un concierto en el teatro Ángela Peralta bajo la lluvia. [caption id="attachment_258287" align="aligncenter" width="1024"] FOTO: ESPECIAL[/caption] Como lo había adelantado el ex integrante de The Talking Heads los miembros de su grupo se movieron por todo el escenario sin la necesidad de estar arriba de una tarima o atados en la misma posición durante todo el concierto entre atriles y amplificadores. Tal dinámica le dio un toque original a la presentación que después continúo con canciones como “Dog’s mind”, “Everybody’s come to my house” y “This must be the place”. Pero los músicos no solo se limitaban a tocar y cantar, también gesticulaban o hacían ademanes que tenían que ver con la letra de la canción en turno y bailaban una suerte de coreografías que son de la autoría de Annie-B Parson, quien colabora con Byrne desde 2008. En redes sociales, los asistentes al concierto calificaron el recital con adjetivos como “mágico, majestuoso, sorprendente y hasta espiritual”. Y es que si contemplamos que esta nueva placa fue concebida en buena parte con la ayuda de Brian Eno, entonces se pude entender que el resultado en vivo puede dar cualquier sorpresa. Byrne dio cuenta de su virtuosismo para componer canciones y mezclar ritmos de distintas latitudes, saldó una cuenta pendiente que tenía desde hace varios años, complació a su público con viejos éxitos como “Burning down the house”, invitó al músico mexicano Camilo Lara a abrir el concierto, sorprendió con un show poco convencional, pero sobre todo, logró mover la fibras de los presentes al dejar claro que aún tiene mucho para dar. POR JULIÁN TÉLLEZ