Haz tu denuncia aquí

Zoé llama en su concierto a ser una sociedad más crítica

ESPECTÁCULOS

·
León Larregui llamó al público de Zoé a ser rebeldes y críticos, tal como lo es el rock and roll. “No seremos políticamente correctos porque nuestro papel es gritar todo lo que nos molesta. No se dejen engañar por ese fascismo telefónico. Hay que decir lo que sentimos y ya”, pidió durante la presentación de su disco “Aztlán” en el Palacio de los Deportes. Con una pantalla en forma de pirámide invertida, al centro del escenario, provocando un efecto en 3D, Zoé sorprendió a las 18 mil personas durante las dos horas y 10 minutos que duró el show. La noche comenzó con los sencillos del sexto álbum de la banda, “Venus”, “Azul” y “No hay mal que dure”. “Fue hace 11 años que hicimos nuestro primer show aquí, gracias a todos por venir”, dijo León, el vocalista. Siguió con “Últimos años” y “Nada”, temas de sus otros discos, después continuó con “Al final” y “Arrullo de estrellas”, en este último, brillaron las luces de los celulares del público que coreó en una sola voz la canción. Junto a la pantalla central, una serie de luces en diagonal, acentuaban el efecto tridimensional, reflejando colores morados, azules, rosas y amarillos, o en líneas en las mismas tonalidades. De vez en cuando, León agradecía al público y los animaba a aplaudir al ritmo de la música. Dos pantallas más estaban a los lados, en éstas se apreciaba la imagen de cada uno de los integrantes del grupo. “10 A.M”, “Paula”, “Poli” y “Fin de semana” fueron algunos de los hits de la noche, que acompañaron a las rolas de “Aztlán”, entre ellas “Renacer”, canción que León definió como de las más románticas del álbum. “Espero que estén disfrutando de esta noche. Se me perdió algo... la pipa de la Paz”, dijo el intérprete. De inmediato, los acordes de “Vía láctea”, le permitieron seguir la velada de maneras más elocuente. “Miel”, “Labios rotos” y “Hielo” marcaron su primera salida del escenario, no sin antes pedirle a la gente que no se dejen engañar por la información que se difunde en la red. Tras un breve descanso, en el que de la punta de la pirámide salía una luz verde que proyectaba hacia el techo y algunas estrellas, la banda regresó al entarimado con “Reptilectric” y “Oropel”, momento que aprovechó para hablar de la situación política que vive el país. “La energía de Quetzalcóatl regresa para cambiar a México, ésta está en todos nosotros que queremos un país chin$&@, vivir en paz, sin pobreza queremos más equidad. Por lo menso ahora con el señor Andrés Manuel, tenemos una oportunidad única de exigir lo que queremos porque está abierto a escucharnos, por fin”, comentó. “Luna”, “No me destruyas” y “Soñé”, marcaron el segundo encore, un poco más largo, pero regresaron una vez más al escenario, para cerrar la noche con “Clarividad” y “Love”.   [gallery size="large" ids="420827,420828,420829"]   Por Patricia Villanueva jram