Haz tu denuncia aquí

Alice Glass, revela que salida de Crystal Castles fue por abuso sexual

ESPECTÁCULOS

·
El mundo del cine, el deporte, la industria de la moda, entre otros muchos sectores han denunciado casos de hostigamiento sexual, abuso y amenazas; en esta ocasión, la industria musical no fue la excepción. La ex integrante del grupo Crystal Castles, Alice Glass se animó a compartir bajo la etiqueta #Metoo, la verdadera historia de por qué se separó del grupo.

?Glass denunció episodios reiterados de abuso físico y psicológico por parte de Ethan Kath, su ex compañero en la banda.

La artista compartió la denuncia en su página oficial de Internet sitio web oficial.

https://twitter.com/ALICEGLASS/status/922875671021436928 Alice Glass adquirió reconocimiento como vocalista de Crystal Castles, dúo de música electrónica que formó junto a Ethan Kath en 2003. A partir de 2014, el conjunto dejó de existir y Glass dio comienzo a su carrera como solista. Luego de una década trabajando junto a Kath -cuyo nombre real es Claudio Palmieri-, Glass denunció reiterados episodios de violencia física y psicológica en una extensa declaración publicada en su sitio web. “Algunos de ustedes quizá están al tanto de que me he abierto sobre mis experiencias con el abuso en el pasado. He sido muy cuidadosa con la información que he dado y no he publicado nombres… ya que he tenido miedo. He sido amenazada y acosada y, como resultado del miedo, he sido silenciada”, escribió la artista para dar comienzo a su testimonio. Glass cuenta que conoció a Ethan Kath cuando estaba en décimo año (aún en el colegio) y narra que la primera vez que Kath -10 años mayor- abusó de ella fue cuando tenía cerca de 15 años. “Fui a la parte trasera de su auto extremadamente borracha (de tragos que él me había dado esa noche)… No hablamos por meses después de eso. Él viajaba grandes distancias buscándome, siguiéndome y conduciendo frente a mi colegio”. La cantante describe que, en ese entonces, lo veía como una estrella de rock, y como muchas amigas de ella -también pertenecientes a la escena punk- tuvieron experiencias similares, lo concibió como “algo normal”. Acusando manipulación y explotación por parte de Kath, la artista canadiense denunció el uso de sustancias para lograr sus objetivos: “Él usaba las cosas que aprendía de mí en mi contra. Por un período de muchos meses, él me dio drogas y alcohol y tenía sexo conmigo en una habitación abandonada en un departamento que tenía. No siempre era consentido y él se mantenía sobrio todas las veces que estábamos juntos”. Lee más: #MeToo: mujeres denuncian en redes haber sido víctimas de acoso sexual  La violencia no ocurrió solo en el ámbito privado, también en el aspecto profesional. Según declaró Glass, su compañero de banda disminuyó su valor como artista sin atribuirle el crédito correspondiente por su trabajo: “Él llamó a nuestro primer single ‘Alice Practice’ y dijo que mi voz era una prueba de micrófono. Él creó esa historia y le dijo a la prensa que fue una grabación ‘accidental’, intencionalmente disminuyendo mi rol en su creación. Fue otra forma de disminuirme y presionar mis inseguridades”. Por redacción El Heraldo de México