Un año clave para The Cure

Robert Smith, quien ayer cumplió años, tiene 4 momentos destacados a lo largo de su vida

El músico reveló en una entrevista que este trabajo está inspirado en las nuevas generaciones. Foto: AP
El músico reveló en una entrevista que este trabajo está inspirado en las nuevas generaciones. Foto: AP

Robert Smith, rey del rock gótico, cumplió ayer seis décadas, en un año clave para The Cure, banda de la que es vocalista desde hace 40 años, no sólo por llegar al sexto piso, sino también porque el pasado 29 de marzo, la banda ingresó al Rock and Roll Hall of Fame en medio del anuncio del nuevo disco, del documental y de su gira.

Este mismo año su primer disco Three Imaginary Boys cumple 40 años, y ha transcurrido una década desde 4:13 Dream, el último álbum de estudio del grupo, editado en 2008. Esto hace más larga y ansiosa la espera de este material por parte de sus fans.

Hasta ahora lo único que se sabe de éste es que incluirá los temas Step into the light e It can never be the same, dos composiciones que desde 2016 interpretan en vivo, pero no habían sido grabadas.

El músico reveló en una entrevista que este trabajo está inspirado en las nuevas generaciones, y es que siempre ha tenido buena relación con los artistas jóvenes, en especial con Placebo y Crystal Castles.

Aún sin lanzamiento oficial para esta placa, el grupo inició su gira el pasado mes de marzo y tendrá fechas en Australia, España, Alemania, Japón, Noruega, Grecia y Rumanía.

El documental será dirigido por Tim Pope, incluirá material del archivo personal de Smith y él mismo narrará la historia del grupo ante las cámaras, por lo que contará con shows poco conocidos, escenas detrás de cámaras y grabaciones caseras en formato Super-8.

ÍCONO DE SU ÉPOCA

Robert Smith nació el 21 de abril de 1959 en Blackpool, Inglaterra, en medio de una familia de músicos. A los 17 años dejó la escuela y formó el grupo Easy Cure junto a Michael Dempsey, Laurence Tolhurst y Porl Thompson, tres años después se llamarían The Cure.

En los 80, se volvieron una de las principales bandas de rock alternativo post punk más importantes. Durante su disco Disintegration, en 1989, atravesó por una depresión y consumo de LSD, por lo que la disquera, Elektra Records, los acusó de incitar al suicidio, sin embargo, el material salió a la venta y tuvo gran éxito de inmediato.

La carrera de Smith siempre ha estado en medio de la polémica por sus problemas con el alcohol y la depresión, pero actualmente luce más maduro y se espera que esto se vea reflejado en las letras del disco.

 

Por REDACCIÓN DE EL HERALDO DE MÉXICO

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EscenaEn sus últimos conciertos tocaba acompañado de la banda Cumbia Bogotá. Foto-arte: Norberto Carrasco

Adiós Celso Piña, se silenció su acordeón