Tardó 15 años en llegar el reguetón a Coachella; afirma J Balvin

El público que se congregó en el lugar no dejo de bailar en ningún momento, además de corear los temas del reguetonero, quien fue uno de los platos fuertes del festival

El intérprete hizo un homenaje a sus compañeros que se dedican a cantar reguetón como Daddy Yankee. Foto: Especial
El intérprete hizo un homenaje a sus compañeros que se dedican a cantar reguetón como Daddy Yankee. Foto: Especial

El cantante J Balvin se presentó en el escenario principal del Festival Coachella, con una gran convocatoria y no sólo de latinos sino también de estadounidenses que intentaban seguir el ritmo de las canciones del colombiano.

Es una gran oportunidad de representar a los latinos en Coachella, vamos con todo, dijo J Balvin al saludar a los miles de seguidores que se dieron cita desde las 19 horas para ver su actuación.

Al escucharse los acordes se Altura la gente enloqueció cuando vieron salir en el escenario a la cantante española, Rosalía, quien acompañó al cantante en el tema que comparten.

El cantante salió con su nuevo look en el cabello y un chaleco rosa, un pantalón del mismo color y una playera negra, el escenario fue muy colorido y con botargas de caricaturas y de personajes animados.

No faltó el tema I like it, el cual canta con Cardi B y Bad Bunny, pero estos fueron representados por unos cabezones gigantes que bailaron en el escenario.

El público que se congregó en el lugar no dejo de bailar en ningún momento, además de corear los temas del reguetonero, quien fue uno de los platos fuertes del festival.

El intérprete hizo un homenaje a sus compañeros que se dedican a cantar reguetón como Daddy Yankee e interpretó, Gasolina. También cantó su clasico Ginza, el cual hizo bailar a los asistentes.

Su exitosa actuación terminó con si famoso tema Mi gente, el cual fue coreado de principio a fin por el público, quien no dudo en pedirle otro tema, pero no fue posible por los estrictos horarios que maneja el festival que se realiza en el desierto de Indio, California.

 

 

Por Nayely Ramírez Maya

¿Te gustó este contenido?