Sí ayudó a San Gregorio ‘Chicuarotes’

Gael García explicó que en el rodaje se activó la economía del pueblo

La cinta se estrenó en el Festival Internacional
de Cine de Cannes. FOTO: ESPECIAL
La cinta se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Cannes. FOTO: ESPECIAL

Gael García Bernal filmó Chicuarotes en San Gregorio Atlapulco, Xochimilco, a finales de 2017, meses después del temblor que afectó al centro del país. Por lo que afirmó que el rodaje ayudó a reactivar la economía del poblado, al rentar las locaciones, contratar extras y consumir cosas básicas.

La película en sí es un apoyo, porque la derrama económica de la cinta estuvo en San Gregorio, se contrató a muchas personas, pueden hablar con la gente que rentó las locaciones. No nos prestaron nada, detalló Gael. Esto ante las declaraciones del señor Heriberto Galicia, presidente del Comité de la Feria de la localidad, y Nancy Báez, presidenta de la Asociación Amor por Xochimilco, quienes comentaron en la edición del 24 de mayo de El Heraldo de México, que el también actor no los apoyó como había prometido.

Yo no los conozco. No puedo entrar en una polémica de uno dice y el otro y tener intermediados. Nuestra relación con el pueblo siempre ha sido buena. Desde el principio pedimos permiso para estar ahí y hacernos del lugar.

García Bernal llegó a Xochimilco por la dinámica de la película, al llamarse Chicuarotes, tenía que filmarse ahí, porque mucho de la magia del lugar la hacen los habitantes, pero el guion es totalmente ficticio.

La producción impartió un taller de actuación durante dos años para jóvenes que querían aprender y participar en el proyecto. Ninguno supo que el director era García Bernal hasta poco antes de comenzar la filmación, la cual inició después del temblor y de que el equipo se aseguró que el ambiente era el propicio para rodar.

Lo lógico era contar con actores del lugar. Del taller se fueron escogiendo algunos, también dependiendo el interés de ellos, muchos dejaron de ir. Se quedaron como veintitantos chavos y todos trabajaron en la película, explicó.

Uno de ellos es Gabriel Carbajal, quien interpretó al Moloteco. Luis Rosales, director de esta área, lo invitó a participar en una escena de robo. Como lugareño, Carbajal contó que la producción ayudó a San Gregorio, le dio trabajo a la gente: Ellos querían que Gael les arreglara todo, y eso es imposible. Pero la cinta pondrá en el radar a San Gregorio.

Carbajal detalló que a todos los extras se les pagó y desde un principio se les explicó que era un trabajo duro y participaron.

En el taller no encontraron al protagonista, el Cagalera, al que da vida Benny Emmanuel, a quien el cineasta define como el actor que México esperaba. Es uno de los mejores actores con los que me ha tocado trabajar. Tiene una complejidad y potencial fascinante, señaló Gael.

Para Benny lo más complicado fue lograr que se sintiera empatía por él, porque desde el minuto tres, el público odia el papel, pero todo pasa rápido. Si entiendes el contexto comprendes por qué es así, la falta de amor, lo harto que está. No lo justificas, pero lo entiendes, dijo Emmanuel.

El filme trata temas de violencia doméstica, traición, robo y secuestro, narrados en medio de la tragedia y tintes de comedia. Según Gael, se retrata la pérdida de la inocencia, donde dos chicos navegan entre la narrativa impuesta, heredada, de las que destaca salir de su lugar de origen.

Por Patricia Villanueva Valdez 

¿Te gustó este contenido?