Sergio Cortés, imitador de Michael Jackson, venció su timidez

Sergio Cortés tiene 32 años imitando a “El Rey del Pop”, con quien convivió una sola vez por muy pocos minutos

Para este concierto lo acompañan cuatro bailarines mexicanos en el escenario y cinco argentinos. Foto: Especial
Para este concierto lo acompañan cuatro bailarines mexicanos en el escenario y cinco argentinos. Foto: Especial

Desde que tenía 13 años sus compañeras del colegio le decían que se parecía al cantante de Thriller, Sergio Cortés sentía que no solo por tener los ojos grandes, el cabello rizado y ser delgado se parecía a Michael Jackson. Fue hasta que el intérprete cambió su tono de piel que el parecido fue más evidente.

Cuando tenía 16 años un periodista lo vistió como El Rey del Pop y la fama le llegó. Al principio sólo aceptó usar la ropa y presentarse en eventos siendo el doble del cantante, siempre y cuando no hablara o conviviera más con el público, porque era muy tímido, pero ante el éxito de su parecido, los eventos siguieron llegando y un día le pidieron que bailara.

Me quedé en shock, me daba pena, podía hacerlo porque en casa practicaba las coreografías, nunca lo había hecho frente al público, pero la música de Jackson y los aplausos de la gente me animaron a vencer mi timidez. Después seguí y todo creció, recordó Cortés, quien este viernes se presenta en la Arena Ciudad de México con el show The Michael Jackson Experience.

Para este concierto lo acompañan cuatro bailarines mexicanos en el escenario y cinco argentinos, Sergio quería artistas nacionales porque sabe que la energía con el público crece. Además es un recital totalmente en vivo, porque el destino no sólo le dio el parecido, también una voz semejante a la de Jackson.

Pese a que el ídolo conocía de su existencia, e incluso fue él quien distrajo a la prensa el día de la boda de Jackson con Lisa Marie Presley en 1994, fue hasta 1997 cuando pudo convivir con él un par de minutos en su camerino en un recital que dio en España. Recuerdo que me saludó cordialmente, pero había soñado tanto con ese momento, que me quedé en blanco. No le pude decir nada, recordó.

MOMENTOS DIFÍCILES

En todos estos años, ha tenido que colgar el traje en dos ocasiones. La primera vez fue en 1993 cuando los rumores de acoso sexual infantil rodearon la vida del cantante. En ese momento, nadie quería saber ni escuchar nada de Michael, por lo que los shows de Sergio también sufrieron los estragos de las acusaciones.

La segunda vez fue tras la muerte de la estrella internacional en 2009. Sentía pena que su muerte me trajera más y más trabajo. Esto me hizo daño y decidí retirarme, contó. Tres años después regresó a los escenarios impulsado por su familia y fans de Jackson.

Por Patricia Villanueva Valdez

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Escena Los niños se mostraron entusiastas y ansiosos por emprender su viaje. Foto: Daniel Ojeda

¡Están listos para irse a Sudáfrica!