Sebastián Yatra despide su gira en el Auditorio Nacional

Sebastián Yatra conquistó al Auditorio Nacional con una mezcla de baile, baladas y una espectacular producción repleta de efectos especiales

Pero una sorpresa aguardaba a sus admiradoras más grandes Foto: Belén Eligio

Entre flamas, pirotecnia, cortinas de humo y un movimiento de caderas que hacía suspirar a todas las presentes cada que la música lo hacía bailar, Sebastián Yatra conquistó su tercer lleno total en el Auditorio Nacional.

El tema Sutra inició el repertorio de 22 canciones, donde combinó el romanticismo y el perreo. En este cierre de su gira Yatra, Yatra, estuvo acompañado de sus colegas Beret, Rauw, Carlos Rivera y Pipe Bueno. Estas canciones me han dado vida, me han ayudado a superar, a llorar, a crecer, expresó mientras miraba incrédulo como todas las butacas del recinto estaban ocupadas.

Haciendo gala de su gran carisma, el colombiano se acercaba a la orilla del escenario de vez en cuando para regalar selfies y saludos de mano a quienes se encontraban en las filas de hasta adelante. Una pequeña que iba acompañada de sus papás aprovechó la sencillez del cantante para subir al escenario y entonar unas estrofas de Cómo mirarte a dueto con él.

Pero una sorpresa aguardaba a sus admiradoras más grandes. Bajo el calor de Runaway, se despojó de su playera y la lanzó al público, provocando que una multitud se congregara para obtener el codiciado souvenir.

Tres banquitos aparecieron en el borde del escenario para que Yatra y dos de sus guitarristas se sentarán a entonar un par de canciones en acústico. Como buen enamorado, recordó a su novia Tini con los temas Cristina y Oye.

En compañía de Carlos Rivera, a quien calificó como un gran artista y amigo, celebró que la música romántica todavía mantenga su lugar en el corazón de sus fans. Me da gusto que cantes baladas. No sabes lo bien que nos hace a quienes hacemos esta música con el corazón, dijo el mexicano, que además lo invitó a compartir otro dueto en su concierto.

El orgullo colombiano y la alegría mexicana se fusionaron cuando, en compañía de Pipe Bueno, homenajeó a José Alfredo Jiménez con una versión de El rey muy a su estilo. Este dueto marcó la recta final de la velada, pero antes de despedirse, el cantante quería llevarse su propio recuerdo del público mexicano.

Luego de recordar sus inicios con Traicionera, se bajó del escenario para compartir el tema Robarte un beso con sus admiradores. Yatra desapareció durante unos segundos entre el tumulto de personas que se aproximaron estar cerca de él, aunque fuera un segundo.

El primero de sus dos conciertos en El coloso de Reforma llegó a su fin. Sebastián se despidió, pero antes de irse prometió regresar en agosto con un espectáculo completamente nuevo.

Por: Belén Eligio

dhfm

¿Te gustó este contenido?



Escribe al menos una palabra.