Revive el son jarocho

Natalia Lafourcade mezcla los sonidos para hacer música más universal

11 millones de pesos necesitan para la reconstrucción de El centro comunitario del son jarocho. Foto: Especial.
11 millones de pesos necesitan para la reconstrucción de El centro comunitario del son jarocho. Foto: Especial.

Hace cuatro años que Natalia Lafourcade se enamoró del son jarocho, tras trabajar con Los Cojolites en Hasta la raíz. Desde entonces busca resaltar el valor de este sonido, su preservación y difusión.

Con Los Cojolites pasó semanas ensayando el trabajo de su sexto álbum de estudio, lo que le permitió conocer a fondo la labor que este grupo tiene en su comunidad en Jáltipan de Morelos, Veracruz, con el Centro de documentación del son jarocho. Un espacio que enseña a niños y jóvenes esta música y que sufrió daños con los temblores de hace dos años. Ahora reúne fondos para reconstruirlo.

Cuando ensayamos para esa producción, la gente me recibió muy bien. Después los visité en uno de los seminarios que hacen y ver tantos jóvenes reunidos, casi 70 músicos, aprendiendo y enseñando el son jarocho, fue algo muy espiritual que te conecta con la tierra. Era un espacio lleno de música incluyente. Eso me llenó de esperanza y ganas de mostrarlo en otros lugares, afirmó la cantante de 35 años.

Pese a las pérdidas que provocaron los sismos de septiembre en 2017, se siguió impartiendo clases en la calle y después en el campo, esto la inspiró y por eso decidió realizar una serie de presentaciones dedicadas a esta causa. El show con el que lograrán concluir el monto para la reconstrucción se realizará el 4 de noviembre en el Auditorio Nacional. Evento con el que la intérprete regresa a los escenarios, tras un año alejada.

No fue un año sabático como tal. No era alejarme de los escenarios, sino de los aeropuertos y hoteles, de correr de un lado a otro. Eso me generaba un trauma emocional y espiritual. Necesitaba volver a mi casa, con mi familia y animales. Pero me di cuenta que emprendí un esfuerzo que era más difícil de lo que imaginaba, comentó.

Por Patricia Villanueva

lctl

¿Te gustó este contenido?