Pensó que invitación a “Roma” era una broma

Fernando Grediaga interpreta al padre de Alfonso Cuarón en la película nominada a 10 premios de la academia de cine

Fernando aplaudió la polémica que se da en redes sociales sobre el trabajo de Yalitza Aparicio, ya que considera que una obra de arte siempre generará un debate
Fernando aplaudió la polémica que se da en redes sociales sobre el trabajo de Yalitza Aparicio, ya que considera que una obra de arte siempre generará un debate FOTO: Especial

Fernando Grediaga conoció a Alfonso Cuarón el 3 de octubre de 2016 en un concierto de Radiohead, dos días después le llamó para pedirle que participara en la película que estaba filmando en la CDMX, el buscatalento de una disquera primero se sorprendió, pero pensó que algún amigo le estaba jugando una broma.

Se me estaban acabando los argumentos, así que le pedí que me dijera quién era, que todo era una broma, pero el cineasta muy serio y ya algo molesto me contestó que era Alfonso Cuarón, recordó Grediaga, quien interpretó al padre del director en la película Roma.

Fernando fue esa misma tarde al casting, pese a que Alfonso sólo le había dicho que leería unas líneas frente a una cámara, Luis Rosales, el director del cast, le pidió que realizara una escena donde discutía con su mujer, primero se negó, después pensó que una pelea era fácil de interpretar porque comúnmente lo hace en su día a día.

En menos de 24 horas le llamaron para que le tomaran las medidas y le hicieran una peluca, porque como se había cortado el cabello no se veía como cuando Cuarón lo conoció. Así que aceptó y luego fue a la prueba de imagen, donde conoció a su familia en la historia, además vio la foto del progenitor del cineasta, al cual no sentía que se parecía de primera instancia, pero una vez caracterizado, aceptó que tenían algo en común.

Nos tomaron unas fotos para ver como marchaba cada personaje y si funcionaba. Ahí volví a ver a Alfonso y me dio un poco de información del personaje, que era doctor, que trabajaba en el seguro social, que era una familia de clase media, no entendía mucho, pero le dije que sí a todo, comentó.

Desde la primera llamada, el cineasta le dejó claro que no le daría un guion, así que nunca le preguntó más durante los 16 días que estuvo en la filmación, ni habló con los demás actores sobre lo qué pasaba, ni con Marina, con la que compartió camerino y con la que mejor se llevó, ya que aunque nadie les dijo que no hablarán sobre el rodaje, entendían que lo mejor era dejarse llevar por las indicaciones de Cuarón.

De hecho, sólo una vez convivió con el cineasta fuera del set. Sólo un día nos fuimos a cenar con algunas personas del staff, pero fue una salida más de cuates que para hablar del proyecto, fuera del contexto de la película nunca hablamos mucho.

Fernando aplaudió la polémica que se da en redes sociales sobre el trabajo de Yalitza Aparicio, ya que considera que una obra de arte siempre generará un debate. Es bueno que hablen de eso en vez de un partido de futbol o cosas que no son tan importantes, finalizó.

Por Patricia Villanueva

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EscenaMULTICULTURAL. Yo-Yo Ma es un artista franco
estadounidense con ascendencia china. Foto: Cortesía

Yo-Yo Ma, gratis en México