Molotov, una bomba que sigue en llamas 20 años después

Molotov: después de cuatro documentales, seis discos de estudio, 23 años de estar tocando en vivo, cinco Grammys latinos, la banda aún está celebrando.

Molotov, una bomba que sigue en llamas 20 años después

 

 


Después de cuatro documentales, seis discos de estudio, 23 años de estar tocando en vivo, cinco Grammys latinos, seis premios MTV y un libro que ya se está escribiendo, la banda Molotov aún está celebrando.


Por Julián Tellez;
[email protected]



A dos décadas de grabar el disco más disruptivo en la historia del rock mexicano, la banda recuerda que el material no sólo impactó por su contenido sonoro, sino también por una portada que fue censurada.

¿Dónde Jugarán las Niñas? (una clara sátira al tercer disco de Maná) venía acompañado de una imagen con una estudiante de secundaria que aparece en la parte trasera de un auto, con la ropa interior hasta las rodillas. ¿Quién fue el autor de esto? Víctor Pico Covarrubias.

El hombre que en aquellos días trabajaba como director de arte para Universal Music, al lado de Arturo López Gavito, José Enrique Fernández, Julio Muñiz y Jessie Cervantes, primero intentó algunos bocetos que no convencieron a nadie; pero después, vino un comentario del productor del disco, el argentino Gustavo Santaolalla, que lo hizo reaccionar:

Pico, está linda la portada pero, ¿tú crees que el disco es lindo? Cuando escuchas este material, te provoca muchas cosas salvajes, necesitamos algo más provocador. En ese momento, Gavito y Fernández lo secundaron: ¡Asústanos Pico!, queda poco tiempo antes de irse a producción.

Fue así como Covarrubias salió disparado y le pidió a su amiga Ana La Pecas Bidart que posara como modelo. Juntos fueron a comprar todo el vestuario a un supermercado, después se dirigieron al garaje de Pico, y finalmente montaron todo el set en la parte rasera de un Jetta. Raúl González fue el fotógrafo realizó el proyecto.

Todo el mundo dijo: ‘¡Eso era!’. Muchos se asustaron, pero en el momento pensé: ‘Mejor que nos regañen a no atrevernos’, la banda quedó feliz y así salió el disco, cuenta Pico.

Otro de los hombres responsables de que el material viera la luz fue Arturo López Gavito, quien era el presidente de la disquera.

A todos nos disgustaba tanto Maná, que lo que queríamos era molestar con el título del disco. Molotov estaba experimentado todo por primera vez, lo que sucediera les agradaba. Recuerdo que las disqueras nos cerraron las puertas y que la única persona que se atrevió a tocar Puto al aire fue Martín Hernández y Luis Gerardo Salas en WFM.




 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EscenaEl actor relató que creyó que eran sus fans quienes lo empujaban. Foto: AP

Patean a Terminator en Sudáfrica