Luis Gerardo Méndez quiere más proyectos para streaming

Luis Gerardo Méndez, el histrión de Club de Cuervos aseguró estar muy contento con los resultados obtenidos

Luis Gerardo Méndez quiere más proyectos para streaming

Luis Gerardo Méndez sigue trabajando en su faceta como productor, la cual inició desde hace tres años en Club de Cuervos, y ahora continúa en la película Bayoneta, por lo que no descarta colaborar en más proyectos con Netflix, aunque no quiso dar detalles.

De lo que sí habló el histrión, fue de lo diferente que es trabajar con dicha compañía estadounidense, que todo el tiempo sabe lo qué el público quiere y qué hacer para satisfacerlo.

La gente de Netflix es muy inteligente, tienen muchas métricas para todo, saben perfectamente qué le gusta ver a la gente, cuántos capítulos te avientas en un día, qué tipo de proyectos ves, las mujeres de 15 a 17 qué programas prefieren, y los hombres del mismo rango qué ven. Al final, la información es poder, comentó el actor, quien da vida a Chava Iglesias, en la serie.

El actor agregó que justo esos datos son los que le han dado éxito a los Cuervos, desde un principio se pensó en crear estrategias, como crear las redes sociales de Club de Cuervos, y figurar notas periodísticas en los distintos diarios deportivos, para crear una identidad fuerte que la gente terminará adoptando.

Luis Gerardo se encuentra trabajando también en la obra de teatro Privacidad, donde alterna escenario con Diego Luna, situación que lo llena de mucho orgullo.

La única posibilidad de que hiciéramos Privacidad era hacerla juntos y Diego Luna está dando funciones mientras yo cumplo con otros compromisos. Yo voy al teatro mientras él tiene que ir a filmar o viajar. Ha sido un enroque muy divertido, agregó.

En esta puesta en escena, Diego y Luis Gerardo son productores; otra faceta del actor de Nosotros, los Nobles, que ha desarrollado en los últimos años en teatro, televisión y cine, pues recientemente participó en la postproducción de Bayoneta, del director Kizza Terrazas, cinta en la que le da vida a un boxeador.

Por Patricia Villanueva

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso