La mirada infantil de Cuarón en Roma

Carlos, el hermano de Loreto Peralta, interpreta a Alfonso Cuarón en la cinta del mexicano

PLANES. Se enfocará por el momento en sus estudios. Foto: CORTESÍA ÓSCAR VALLE
PLANES. Se enfocará por el momento en sus estudios. Foto: CORTESÍA ÓSCAR VALLE

Carlos Peralta debutó como actor en la película Roma de Alfonso Cuarón, dando vida al creador mexicano en su etapa de niño. Aunque es hermano de Loreto Peralta, actriz de No se aceptan devoluciones, jamás pensó en seguir sus pasos en el mundo de la actuación, pero un día, unas personas fueron a hacer un casting a su colegio y por curiosidad acudió con sus amigos.

En ese momento sólo le preguntaron su nombre, edad y fecha de nacimiento, a la semana acudió al primer callback, se aprendió unas líneas y las dijo frente a la cámara. Le siguieron tres sesiones más, tardaron un mes y medio en darle el papel, se lo quedó entre una selección de 40 niños.

En el último callback conoció a Alfonso, quien le platicó las características del personaje y el tipo de escenas en las que participaba. Sólo había visto la película de Gravity, y no sabía más de Cuarón, pero cuando lo conocí me pareció una persona muy interesante. Me dijo que teníamos facciones similares y que hasta hablábamos igual. Me recomendó que me comportara tal cual soy frente a las cámaras, dijo el niño de 12 años.

Los primeros días de filmación fue difícil porque no sabía cómo hacerlo y se trababa con algunos diálogos, pero como el rodaje fue avanzando, mejoró. Además, se sintió a gusto conviviendo con todos los niños, ya que el filme retrata a la familia del cineasta, quien tiene dos hermanos y una hermana.

Alfonso tuvo que pedirles que mientras jugaban en sus ratos libres, se llamaran por los nombres de los personajes, y así se sintieran más familiarizados frente a las cámaras. Sin embargo, aún así tenían algunos errores a la hora de filmar.

Cuarón es exigente, pero no es grosero, daba indicaciones de buena manera, no nos hablaba feo. Cuando nos equivocamos, no nos regañaba, sólo nos decía que no lo habíamos hecho bien, y qué teníamos que corregir.

ESCUCHÓ LOS CONSEJOS DE TODOS

Con la actriz Marina de Tavira (Sofía) también convivió fuera del set, ya que les compartía algunos tips sobre cómo comportarse o reaccionar ante alguna escena triste o tensa. Nos gustaba repasar las líneas con ella porque nos daba algunos consejos de su experiencia, dijo.

Su hermana Loreto también le dio varios consejos para que se desenvolviera mejor en la actuación, incluso ensayó escenas con ella; para que se sintiera más cómodo, le explicó que en cada pelea con sus hermanos de ficción, pensara que discutía con ella, esto me ayudó para que todo se viera más real. Ella fue de las personas que más me auxilió para crear el personaje.

Aunque disfrutó cada momento de filmación, también sufrió con las tareas escolares, porque a veces todo el día filmaba, otras simplemente se le iba el tiempo jugando con Diego Cortina, su hermano en la cinta. La película fue filmada en 2016, en ese momento iba en el penúltimo año de primaria, pero terminó el ciclo escolar bien.

SU ESCENA FAVORITA FUE EN EL MAR

Recuerda que las tomas que más disfrutó hacer, fueron las que grabaron en Veracruz, en la que tiene un accidente en el mar porque estuvieron varias horas ahí, en los descansos podían nadar. Sin embargo, también fue la escena más difícil, porque aunque sabe nadar, las olas estaban muy grandes.

Ese día lo recuerdo muy bien, al principio fue normal, pero después de un rato, realmente me dio miedo, porque las olas nos revolcaba. Sentí que me ahogaba, sabía que la misma sensación tenía el personaje, entonces me dejé llevar porque sé que era un lugar seguro, pero sí tenía temor, mencionó.

 

 

Por  PATRICIA VILLANUEVA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EscenaLos juguetes, un recurso para el terror

Los juguetes, un recurso para el terror