Juan Son, sin presión por la fama

Después de un viaje por varias ciudades de América, el cantante se siente listo para continuar con su carrera como solista

Entre sus ideas de hacer un show distinto, está la de intervenir el teatro con olor a galleta horneada. Foto: Especial
Entre sus ideas de hacer un show distinto, está la de intervenir el teatro con olor a galleta horneada. Foto: Especial

Tras seis años de su última presentación con Porter, el viaje espiritual que hizo para reencontrarse por varias ciudades de América y con el EP 7 que lanzó con bajo perfil en 2016, Juan Son retoma su carrera como solista luego de aprender a dominar el estrés que le causaba estar frente a miles de personas en un escenario.

De ser una persona tímida y de pocas palabras, ahora bromea y luce más relajado. Se mueve a todos lados con su guitarra y una mochila con sus cosas más importantes.

 

No es que me obligaran a estar frente a un escenario. Pero dar un concierto y tener la atención de tantas personas, te exige hacer las cosas muy bien y si no las haces así, muchas personas lo notan, eso me agobiaba, lo veían como una carga. Antes no me gustaba cantar en vivo, me daba mucha vergüenza enfrentar a muchas personas. Sin embargo, ahora me siento más tranquilo, dijo el intérprete.

 

A esta misma presión, responde su look extravagante que llamó la atención de varias personas que terminaron amando la música de Porter, en su momento, y después sus demás proyectos, y que también provocó varias críticas. Pero él se sentía cómodo porque desviaba un poco la atención de lo que él es, como Juan Carlos Pereda.

Esta tranquilidad también se debe a que ahora en sus shows en vivo, busca no ser el centro de atención todo el tiempo, como en la presentación que tendrá el 11 de mayo en el Teatro Metropólitan, en el que contará con un espectáculo de botargas o bailarines que lo ayuden a contar una historia para entretener al público.

Se me hace aburrido ir a ver a un vato una hora 20, sin hacer nada, siento que es emocionante tener fuegos artificiales, bueno quizá no tanto así, pero sí ofrecer algo que deje pensando más al público, y no precisamente con una reflexión filosófica de la vida, pero sí que vivan una experiencia distinta a la típica de un concierto, comentó.

Entre sus ideas de hacer un show distinto, está la de intervenir el teatro con olor a galleta horneada, no sé si alcance (risas) o si protección civil nos deje.

LA VIDA COTIDIANA  LO INSPIRA

Luego del último show que dio con su antigua banda en el Vive Latino en 2013, Juan Son desapareció, cerró sus redes sociales y abandonó su celular. Viajó a Chiapas, a Cancún, a Guadalajara y Canadá, trabajó como mesero, atendiendo una tienda y hasta en la industria de la construcción. Intentó alejarse de la música, pero todos los caminos lo llevaban a ella.

Este viaje me dio experiencias y aprendizajes al mismo tiempo. Pase cosas duras, sufres y también gozas. Aunque ahí también tiene que ver cómo lo quieres ver, puedes estar en una situación súper buena y enfocarte en que se rompió la uña (risas), señaló.

Varias cosas que vivió ahora las refleja en su música, como su reciente sencillo Abandonado, que nació de lo que vio en Chiapas.

En este regreso no está planeado lanzar un álbum, sabe que la industria cambió, y resulta más eficiente lanzar sencillos. Esto le permite mostrar su evolución musical.

 

Por PATRICIA VILLANUEVA

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Escenamercado Lagunilla

¡Adiós billetes, hola QR!