Improvisación Los One ingenian en cine

Del Toro y Lubezki han demostrado su creatividad en Hollywood y en tierra azteca, Kristoff Raczynski se inspira en técnicas de estos cineastas

“Lo más importante
son las ganas, porque encuentras la manera para
hacer las cosas
“Lo más importante son las ganas, porque encuentras la manera para hacer las cosas", afirma el actor y director Kristoff Raczynski. Foto: Especial

La creatividad de los mexicanos está presente en Hollywood con el trabajo de cineastas como Guillermo del Toro o el fotógrafo Emmanuel El Chivo Lubezki, quienes han logrado resolver algunas escenas cinematográficas con recursos simples pero con un estilo muy nacional. Pero este ingenio no sólo la portan los ganadores del Oscar; en México, Kristoff Raczynski se inspira en las técnicas de estos cineastas.

Del Toro se llevó dos Oscar a casa en 2018, por su trabajo en La Forma del Agua, señaló que una de las cosas más difíciles de filmar fue la escena de la habitación que se llena de agua mientras los protagonistas tienen un romance.

El cineasta buscó albercas, ninguna le servía o la que funcionaba, no logró obtener permiso. Hasta que un día que caminaba por el escenario, vio cuatro vigas de fierro paradas: De inmediato pensé, con triplay, bodoque de silicón o cinturones de nylon lo armamos, medí la distancia de la cámara y lo hicimos. Eso es solución mexicana.

Lubezki no sabía cómo filmar unas tomas de Gravity, por la que ganó un Oscar a Mejor Fotografía en 2013. Tardaron más de un año planeando cómo rodar, porque ninguna idea era viable y realista, hasta que a una persona se le ocurrió que Sandra Bullock no se moviera, pero todo lo de su alrededor sí. Aún así, él no sabía cómo mover la cámara, hasta que fue a un concierto de Peter Gabriel.

Tenía un show de luces que movía el ambiente alrededor de él. Desde ese momento, no pude escuchar porque empecé a hacer todos los cálculos. En el estudio nadie entendió, sólo Alfonso Cuarón me dijo que tenía razón, hasta que hice pruebas y con un grupo de ingenieros realizamos The box, una especie de monitor gigante, doblado como un cubo en donde toda la luz entra y sin hacer nada, comprendieron la idea, explicó.

En México el primer factor para dejar volar tu imaginación en cualquier área es el presupuesto. El actor Raczynski lo sabe. En su debut como cineasta con la cinta Loco fin de semana contó con un presupuesto de poco más de 100 mil pesos, lo que lo llevó a superar varios retos en los 15 días de filmación.

Una de estas complicaciones fue improvisar una grúa, tener una implicaba un gasto de 75 mil pesos, por lo que improvisó, puso una cámara en una escalera y luego ésta en una silla de ruedas, logrando el mismo efecto que un dolly.

La llevamos muy suave y funciona igual. Por ahí tiene un pequeño movimiento, en post producción la arreglamos.

En otra escena, los protagonistas iban en un auto, para filmar eso, necesitaban una cámara especial frente a ellos, pero era muy cara, por lo que amarró una normal con cables para que no se moviera.

Lo más importante son las ganas, porque encuentras la manera para hacer las cosas. Si tienes actores y un crew que quiere trabajar, las cosas salen, fueron 15 días propositivos, 18 horas de constante trabajo para resolver los inconvenientes, mencionó Raczynski.

Kristoff, quien es conocido por su trabajo como actor y conductor a principios de este siglo en programas como No te equivoques y el largometraje Matando Cabos, señaló que otra característica de este filme es que cuenta con talento nuevo, no quería repetir rostros.

La película cuenta la historia de Fede, un joven que terminó con su novia y sus amigos lo ayudan a conocer a más mujeres. Sin embargo, se meten con la chica incorrecta que los hará sufrir por todo un fin de semana. Christian Vazquez, Oswaldo Zárate, Giovanna Romo, Juan Pablo Castañeda, Pascacio López y Ricardo Margaleff son los protagonistas.

Por Patricia Villanueva Valdez 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
Escena Los niños se mostraron entusiastas y ansiosos por emprender su viaje. Foto: Daniel Ojeda

¡Están listos para irse a Sudáfrica!