Combina la música con las aulas

El tecladista de Santa Sabina, Juan Sebastián Lach, busca que las nuevas generaciones encuentren un balance entre la música clásica y el rock

1992 Lanzaron el primer disco Santa Sabina. Coeditor Gráfico: Ismael Espinoza
1992 Lanzaron el primer disco Santa Sabina. Coeditor Gráfico: Ismael Espinoza

Juan Sebastián Lach siempre estuvo enamorado de la música, a finales de los 80 formó parte del grupo Los Psicotrópicos y en 1991 se unió a Santa Sabina, la banda liderada por Rita Guerrero y que cada vez se posiciona mejor entre el público mexicano. Con ellos grabó seis discos. Diez años después, dejó la agrupación y se fue a estudiar a Holanda y Bélgica música clásica y contemporánea.

Regresó a México en 2008, desde entonces se dedica a componer y tocar música clásica, pero también a enseñar, no sólo estos géneros, también mostrarle a las nuevas generaciones un ángulo en el que el sonido popular no se vea como algo opuesto al clásico, sino que ambos se puedan integrarse positivamente.

Estuve 10 años impartiendo clases en el Conservatorio Real de La Haya y actualmente estoy en la UNAM, que abrieron una carrera en Morelia, donde radico. Veo mucho talento en los jóvenes, hay alumnos con una energía que seguro los llevará a tener éxito, explicó.

Juan no abandonó el rock. Toda esta experiencia que adquirió en la música clásica la utiliza para enriquecer algunas versiones de los temas que tocó en Santa Sabina, ya que regresó con ellos para celebrar los 30 años de la agrupación, al mismo tiempo que le rinden un homenaje a su vocalista Rita y a su baterista Julio (q.e.p.d.).

Trabajo en los dos ritmos al mismo tiempo, eso es lo que me trae en friega, pero también lo disfruto mucho, porque son diferentes, no coinciden y de esta manera puedo gozar ambos mundos. Acabo de terminar una pieza de orquesta, entonces puedo dedicarme al rock por unos meses, comentó.

En este festejo se reunieron Juan, Poncho Figueroa, Patricio Iglesias, Pablo Valero y Leonel Pérez y contarán con artistas invitados como Belén Ruiz Guerrero, chelista y sobrina de Rita, y todos suman parte de su experiencia en otros ritmos, en esta nueva etapa. Estamos enriqueciendo al rock con estas otras vertientes y el resultado es impresionante, agregó Lach.

El regresar a tocar con sus colegas después de tanto tiempo, se debe a la amistad que mantuvo con ellos, pese a su salida, y el tocar este sonido tan especial del rock de Santa Sabina lo disfrutó al máximo, en los tres últimos años que lo han tocado.

Sin embargo, el festejo tendrá su punto máximo el próximo 27 de septiembre con el show que ofrecerán en el Metropólitan. Este año es el de la celebración y donde nos juntamos todos los músicos que pasamos por la agrupación. Haremos un repaso por el repertorio del grupo, desde el primer disco, hasta el último. Tendremos coro, un sonido cuadrafónico y varios invitados, señaló.

De este concierto y reencuentro ya dieron una probadita en la pasada edición del Festival Iberoamericano Vive Latino, pero prometen que este espectáculo será más completo, durará casi dos horas y contará con más visuales, versiones instrumentales, incluso interpretarán algunas canciones que sólo tocaron en conciertos acústicos o que nunca vieron la luz en un disco.

Con este concierto esperan seguir recorriendo el país, por eso tienen dos números, uno corto para festivales, y la versión completa que quieren llevar a teatros y lugares más íntimos para consentir a los fans y seguidores de la banda.

POR PATRICIA VILLANUEVA VALDEZ

abr

¿Te gustó este contenido?