Celso Piña y la relación México-Colombia

También conocido como el Rebelde del acordeón, Celso Piña encontró en la mezcla de ritmos una adhesivo social como pocos en la vida colectiva

Celso Piña nació en Monterrey. Foto: Especial
Celso Piña nació en Monterrey. Foto: Especial

Un 6 de abril de 1953 nació en Monterrey, Nuevo León, aquel que uniría a dos naciones con la magia de su acordeón: Celso Piña. Y desde entonces, la música no fue igual para México ni Colombia.

También conocido como el Rebelde del acordeón, encontró en la mezcla de ritmos una adhesivo social como pocos en la vida colectiva.

Aunque su carrera musical comenzó en los años 80 en Nuevo León, fue hasta el 2001 que con el genio compartido de sus productores, Julián Villarreal y Alfonso Herrera de la dispusiera MCM, América Latina se enamoró de nuestro Celso gracias a su disco Barrio Bravo.

Para él, los limites de los géneros fueron tan sólo una oportunidad de tocar más realidades.

Perdieron el miedo, antes estaban nada más con lo de ellos, diciendo ‘yo toco norteño y puro norteño’ o  ‘yo toco rock y puro rock’, o ‘balada y pura balada’. Ahora ya todo mundo anda tocando con todo mundo, y al final el público sale ganando con eso de revolver los estilos aunque claro, guardando las normas de lo que es la música bien tocada y contada, bien armonizada, dijo el rebelde del acordeón en una entrevista con el Chicago Tribune en 2017.

Celso aprendió a tocar su instrumento predilecto gracias a la música del colombiano Alfredo Gutiérrez, el original Monstruo del acordeón.

De la mano de su orquesta, la Ronda Bogotá, tomaron por asalto a toda Latinoamérica.

Y hoy que falleció, desde cada alma llena de cumbia en la América se lamenta su partida.

Ana Grimaldo

ags

RECOMENDAMOS

¿Te gustó este contenido?