Adal Ramones, de la perfección a la obsesión

Celebró 57 años de edad en su “nueva casa”, pero aún no tiene un programa con el que pueda estar cada semana en la pantalla chica.

Adal Ramones, de la perfección a la obsesión

Adal Ramones fue el creador de Otro Rollo, uno de los programas más importantes de la televisión mexicana, el conductor es un perfeccionista, comediante y genio, logró en una época sin redes sociales tener un rating de 42 puntos en promedio, coincidieron sus ex colaboradores del late night show.

Según Mauricio Castillo, quien condujo a su lado, comentó que Ramones tenía la vida contada en el programa, no podía seguir siendo siempre el mismo, debía transformarse, después de los cuarenta años ya no podía seguir con chamarra de mezclilla y gorra.

Es un hombre chistoso, simpático, creativo y sobretodo ocurrente, siempre tiene un proyecto en mente, ya sea dentro o fuera de la pantalla, expresó Yordi Rosado, quien inició con Adal hace 23 años, fungiendo como productor de la emisión. Es un neurótico y obsesivo con el trabajo, adjetivos que le aprendí, así describió Consuelo Duval a su amigo Adal, a quien conoce desde hace 20 años.

Todos coinciden en que, tiene un gran corazón, le gusta ayudar a la gente. Pero cuando se enoja, tiene un carácter muy fuerte.

LA CLAVE DEL ÉXITO

Otro rollo se creó en un viaje a Europa que hicieron Adal, Yordi y Lalo Suárez. En 1995, comenzó transmisiones en un canal de paga en Puebla, al que se les unió Mauricio. Más de seis meses viajaban a dicha ciudad de ida y vuelta, sólo a hacer el programa, sin salario y pocas cosas que ofrecer al talento para que los visitaran.

Cada uno se encargaba de algo, Yordi -por ejemplo- conseguía al talento, hablaba directamente a las disqueras para decirles que mandaba una camioneta para que llevará a la estrella a Puebla. Se los vendía como si fuera un gran servicio y ellos se reían, me decían que eso era de ley, pero nosotros no lo sabíamos. Esa mezcla de inocencia, ganas de trabajar y la buena vibra, era lo que los convencía e iban. Lo mejor era los artistas, se la pasaban increíble en el programa y comenzaban a pasar la voz, recordó Rosado.

Al terminar su participación en Puebla, llegaron a Unicable, y después tuvieron el horario estelar de Canal 5. En esta época fue cuando lograron tener en el programa artistas internacionales como Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger, Britney Spears, Christina Aguilera y Elton John, entre otros. Pero para que no salieran de su hotel, construían un foro a escala en los salones donde se hospedaban las celebridades.

Por lo regular eran más pequeños que el set, entonces se construía la sala y la escalera, la última siempre quedaba chica, pero a cuadro no se veía tanto. Después hacíamos la escalera grande, para grabar cuando los artistas bajaban, contó Mauricio.

Aunque contaban con más producción, Yordi seguía consiguiendo cosas a cambio de menciones, de ahí que el programa era diferente a lo que había, hasta viajes en helicópteros hacían.

ACTUAL

Adalberto Javier Ramones Martínez cumplió ayer 57 años. Azteca lo buscó para conducir el regreso de La Academia, pero aún no tiene un proyecto fuerte con el que pueda estar cada semana en la pantalla chica.

Durante su estancia en la televisora de San Ángel, participó en Bailando por un sueño (2005), Cantando por un sueño y Los reyes de la pista (2006). Trabajó como actor en telenovelas y series, aunque se enfocó en hacer giras con sus monólogos por Centroamérica y Estados Unidos.

En 2015 terminó su exclusividad con Televisa, pero siguió colaborando en la empresa, incluso regresó con Adal el show, aunque no tuvo la respuesta deseada y salió del aire a las pocas semanas de estreno.

De acuerdo a sus compañeros y amigos, difícilmente se logrará el éxito de Otro rollo, porque éste se desarrolló en una época en la que no había celulares y la variedad de canales era poca.

Ese programa fue un parteaguas no sólo en nuestras vidas, sino en la televisión mexicana. Llegó en un momento en donde era muy fértil el terreno de la televisión, porque era muy acartonado y nosotros hicimos cosas distintas. Ahora, no tendría el éxito porque en ese momento no había Internet.

Por Patricia Villanueva

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EscenaTras los atentados terroristas del 11 de
septiembre de 2001 en
Nueva York, el británico hizo conciertos en
honor a las víctimas. Foto: Especial.

Festeja con su banda