Acepta el reto de las redes

La actriz brasileña Isabela Souza aprendió español y dibujo para hacer el papel

DETALLES. Durante el programa
hay canciones
de pop, rock y
urbano. Foto: Especial
DETALLES. Durante el programa hay canciones de pop, rock y urbano. Foto: Especial

La actriz brasileña Isabela Souza tuvo que tomar clases de español por seis meses para protagonizar la serie Bia, la nueva apuesta de Disney que mezcla las artes, el misterio, el romance y las redes sociales al máximo. Sus cursos comenzaron en línea, antes de partir a Argentina para grabar la serie, cuando llegó ahí una maestra mexicana le ayudó durante dos horas diarias a perder el acento y a que su pronunciación fuera mejor.

En tres meses ya podía entender el lenguaje. Al principio fue duro porque aunque entendíamos no sabíamos cómo expresarnos. Después pude hablarlo de manera fluida y ahora todo el elenco nos enseñamos palabras de nuestros idiomas, comentó alegre Souza, con un acento casi imperceptible.

Isabela visitó México y se enamoró de la comida, en especial de los chilaquiles verdes. Sólo estuvo tres días, pero espera regresar pronto para conocer los lugares turísticos y más de la cultura mexicana. Crecí viendo El Chavo del Ocho y a Thalía, son súper exitosos en Brasil y me encantan, comentó.

Souza dará vida a Bia, una adolescente que perdió a su hermana y con ella se fueron sus ganas de cantar, ahora lo único que la mantiene alegre son sus dibujos, los cuales cambian dependiendo su estado de ánimo. Además forma parte de un grupo de jóvenes que descubren y comparten su talento en El Fundom, un lugar para primerizos en el contenido online.

EMPIEZA SU SUEÑO

Desde que era una niña soñaba con ser actriz, a los 13 años estudió modelaje dos años y después un par más de actuación. Su primer papel lo obtuvo a los 16 en un proyecto también de Disney, Juancas y siguió en las pasarelas. Ahora tiene 22 años y considera que su carrera es una lucha constante, pero está feliz con esta nueva oportunidad. Nunca dejen que nada, ni nadie les quite su esencia porque es lo más importante y lindo que tenemos. Es padre ser diferente, finalizó.

Por Patricia Villanueva Valdez 

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EscenaLos juguetes, un recurso para el terror

Los juguetes, un recurso para el terror