Abrazan al humor mexicano

Fernando Rovzar y Mark Alazraki dirigen Mentada de padre, un homenaje al Cine de Oro

TRABAJO. El guion es una
adaptación hecha por Fernando Rovzar y Mark Alazraki. Foto: Especial.
TRABAJO. El guion es una adaptación hecha por Fernando Rovzar y Mark Alazraki. Foto: Especial.

Fernando Rovzar considera que el género de comedia es una zona segura en el cine nacional, por eso crecen cada vez más las producciones en este estilo, pero depende de los realizadores romper esquemas y arriesgarse a hacer algo distinto, siguiendo esta línea, para no quedarse estancados.

Rovzar dirige junto con Mark Alazraki la nueva cinta Mentada de padre, un filme cómico que rinde un homenaje al Cine de Oro. Esta película trata de navegar a otro lado, e invita a las familias a una producción que en lugar de rechazar el humor mexicano, lo abraza. Apapacha los diálogos mexicanos y ese canto castellano que es tan bonito, con personajes que los transportan a la época de 1940, comentó el cineasta.

Saben que este trabajo es un riesgo, en donde hay aciertos y fallas, pero para él era necesario experimentar cosas nuevas y encontrar otras zonas de seguridad. Esta película arriesga en la dirección correcta, alejándose, quizás, de un tipo de películas contemporáneas que parecen repetir el mismo tema, afirmó.

Mentada de padre cuenta la historia de Don Lauro Márquez Castillo, dueño de un imperio de la radio mexicana, que en su lecho de muerte llama a sus cuatro decepcionantes hijos para recitarles su último deseo: Que demuestren ¿Quién es el verdadero Márquez Castillo?. Obedientes lo harán, pero esto les cambiará la vida.

En la película también participan Ximena Romo, Hernán del Riego, Carlos Arau, Liz Gallardo y Carlos Aragón. Foto: Especial.

Fernando detalló que la cinta va más allá de la típica familia rica, toca dos temas universales que se viven en las clases sociales: El conflicto familiar al pelear por una herencia, o por algo que queda de los padres. Y el padre autoritario y cruel, que quiere obligar a sus hijos a seguir sus pasos.

Definitivamente esta película no sigue una fórmula. Cuando vemos las producciones que se hacen en México, nos damos cuenta de que son temas que se podrían abordar de manera genérica. Estamos en los 40, creando esta aventura y con claras referencias al Cine de Oro, agregó.

Atribuyó la calidad de las nuevas producciones a la llegada de las series, las cuales les permiten experimentar con historias cortas, no sólo a ellos como directores y productores, sino a todo el staff, por lo que cada vez hay más técnicos y actores capacitados para desarrollar historias de calidad.

En la película participa Héctor Suárez, como Don Lauro, además de Osvaldo Benavides, Antonio Gaona, Mauricio Isaac, Mauricio Barrientos y Sofía Sisniega, quienes aseguraron que el compartir reparto con el primer actor fue una enseñanza.

Con esos dos días de rodaje que tuvimos con él, trazó la ruta por la que teníamos que seguir transitando en las siguientes semanas. Sabíamos a quién teníamos que tenerle miedo y respeto. Él tiene una participación en particular en la película, pero está en toda la historia, comentó Benavides, quien interpreta a Fausto, un joven gay.

Mark señaló que él único actor que tenían en mente para esta película, era a Mauricio Barrientos El Diablito, quien da vida a Iker, por su singular personalidad.

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
EscenaCOMPETENCIA. En el casting concursaron 40 personas. Foto: Daniel Ojeda

Pelean por su sueño