Crónica: “La espera valió la pena”

Y aclaran que hubo quien trató de esparcir el rumor de que el presidenciable no llegaría. Un poco más de guerra sucia, se escucha entre los asistentes que se han mantenido de pie por más de tres horas

FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM
FOTO: SAÚL LÓPEZ /CUARTOSCURO.COM

Yolanda Gutiérrez está desde las 16 horas a pesar de que el acto empezará 150 minutos después de su arribo. Estar en primera fila lo vale, dice.

Andrés Manuel López Obrador llevará a cabo su cierre regional de campaña en Tepic, Nayarit, después de haber hecho lo propio en Sinaloa y Baja California Sur.

Acompañada de su vecinas, Yolanda porta una gorra con el característico guinda y blanco. Y en la espalda, como si fuera una capa de superhéroe, adapta una bolsa negra de basura para cubrirse la espalda.

La temporada de ciclones, en el Pacífico, arrancó desde el 15 de Mayo. Serán 18 fenómenos naturales que golpearán esta región del país, por lo que el mal tiempo será una constante en estos meses.

Conforme pasan los minutos, los distintivos de los aliados de Morena, para dar vida a la candidatura común Juntos Haremos Historia, aparecen. Banderas del Partido del Trabajo ondean, mientras que los paraguas de Encuentro Social protegen a los asistentes al acto de la lluvia.

Es intermitente la precipitación pluvial. Hay momentos en los que 10 personas buscan refugiarse en un toldo de tres metros de largo por 50 centímetros de ancho. O ratos en los que los pequeños que acompañan a sus padres están recostados en el suelo.

Desde muy temprano, poco antes de las ocho de la mañana, una quinteta de hombres dio forma a lo que ahora luce como un escenario.

Sin importar el mal tiempo, cada pieza fue colocada en su lugar para que los candidatos a cargos de elección popular federal se dieran cita en la esquina de Insurgentes y México, en el centro de la capital nayarita.

El evento está a una hora de comenzar y los descuidos son parte del programa. Una niña de nueve años se acerca al escenario. Pide ayuda para encontrar a su hermano de 23 años, quién es discapacitado. Su referencia es que viste un impermeable azul. El distintivo rinde frutos y en menos de cinco minutos la misma niña aparece para llevarse consigo a su familiar.

También Edgar vive una situación similar. Con el uniforme de su primaria sube a los micrófonos. Trata de esconderse. No quiere que lo vean. Venía con su abuela y se escapó. Un paseillo en los hombros del personal de logística sobre el acceso central ayuda a que regrese con quien llegó.

Son las 18:30 horas y después de la participación de un mariachi y un grupo de regional mexicano, los candidatos a distintos cargos de elección popular hacen su arribo. Saludan a sus seguidores. Se toman fotos. Hay abrazos entre ellos, pero falta el personaje central.

Pasados los cuarenta minutos de la hora pactada, hacen el anuncio: el mal clima le jugó una mala pasada a Andrés Manuel y en lugar de aterrizar en Tepic, Nayarit, termina en Mazatlán, Sinaloa; tendrá que trasladarse por carretera.

El programa del evento sufre modificaciones. Los aspirantes a curules y escaños de las respectivas cámaras intercalan participaciones con el mariachi. Suena acá entre nos y después le ceden la palabra a un morenista.

 

Después viene La Yaquesita y ceden micrófonos de nuevo. Los espacios entre los cambios de los participantes sirven para que los organizadores hagan un llamado: AMLO llega porque llega.

 

Y aclaran que hubo quien trató de esparcir el rumor de que el presidenciable no llegaría. Un poco más de guerra sucia, se escucha entre los asistentes que se han mantenido de pie por más de tres horas.

A los lejos de la avenida México unos globos blancos se agitan. El tres veces candidato a la presidencia de la República aparece. Camina por el pasillo central. Pide perdón por la tardanza y promete enmendar lo sucedido al señalar a Nayarit como el primer estado que visitará como presidente electo.

Tras 30 minutos de discurso, se despide, no sin antes pide votar por Morena, PT o Encuentro Social, nada de voto diferenciado aclara.

Yolanda, después de más de seis horas entre la constante lluvia, sigue en el mismo puesto bailando al son de Morena. La espera valió la pena, afirma.

Por Carlos Navarro Ruiz

¿Te gustó este contenido?




Lo mejor del impreso
PaísFoto: VÍCTOR GAHBLER

Con un pie fuera del sol azteca