En los centros de acopio URGEN plumones indelebles para marcar las cosas y evitar que se revendan.