AUTOMOVILISMO

Jackie Stewart: 85 años de una leyenda de la Fórmula 1

Gracias a su perseverancia, se implementaron muchas de estas medidas, que han salvado innumerables vidas y mejorado significativamente la seguridad en el automovilismo que hasta hoy en día son parte indispensable del deporte

EDICIÓN IMPRESA

·
Créditos: Cortesía

John Young Stewart, conocido mundialmente como Jackie Stewart y que es uno de los que revolucionó y mejoró lo que es hoy el deporte automovilístico, celebra este día su cumpleaños número 85. Recordar su trayectoria e influencia en el deporte de motor es recorrer una historia de superación y éxito que comenzó en su niñez. 

Stewart fue blanco de constantes burlas debido a su dificultad para aprender y retener conocimientos, lo que lo llevó a refugiarse en el negocio familiar de venta y reparación de autos de lujo. Sin saberlo, este entorno sería el comienzo de su camino hacia la inmortalidad en la Fórmula 1.

Inicialmente, Stewart se destacó en el tiro al plato, un deporte olímpico muy popular en Escocia, país de donde es originario, rápidamente alcanzó niveles destacados recuperando una autoestima que había sido dañada por sus dificultades académicas. 

Sin embargo, a pesar de proclamarse campeón en competiciones en Gales, Inglaterra e Irlanda, y ser uno de los miembros más jóvenes de la selección, quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Roma 1960.

Después de este trago deportivo amargo, Jackie se volvió aprendiz de mecánico en el negocio familiar y se compró su primer coche, un Austin A30 con el que tiempo después decidió convertirse en piloto profesional. Barry Filer, un cliente de la familia y coleccionista de autos, reconoció su potencial y le ofreció convertirse en piloto de pruebas para varios prototipos.

Él no desaprovechó esta oportunidad y comenzó a ganar carreras, lo que le permitió ascender a la Fórmula 3 y después a la Fórmula 1 donde debutó en 1965 con la escudería BRM. Su mayor momento profesional coincidió con una era de la Fórmula 1 en la que los pilotos eran considerados únicos e inigualables para los fanáticos. Nombres como Jack Brabham, Denny Hulme y Graham Hill eran ejemplos de esta talla de pilotos que había en su momento, donde Stewart se pudo colar y sobresalir sobre ellos.

El apodado “Escosés Volador” es reconocido como uno de los pilotos más exitosos en la historia de la Fórmula 1. A lo largo de su carrera, logró tres campeonatos mundiales, en 1969 ganó su primer campeonato mundial con el equipo Matra; en 1971 con Tyrrell, se coronó campeón por segunda vez, dominando la temporada y consolidando su estatus como uno de los mejores pilotos de la época y 1973 repitió con Tyrrell para poner su nombre en los libros de la eternidad del deporte de autos.

Uno de los reconocimientos que se le atribuyen de su carrera y persona, fue la seguridad de los pilotos. Las trágicas muertes de pilotos como Jochen Rindt, Jim Clark y Piers Courage lo impactaron profundamente y que en 1966, un accidente suyo lo dejó atrapado durante 25 minutos en su auto empapado de combustible lo motivó a iniciar una campaña para mejorar la seguridad en los circuitos, reclamando la habilitación de áreas de escape, el refuerzo de las barreras y la disposición de equipos de evacuación profesionales a pie de pista. 

Gracias a su perseverancia, se implementaron muchas de estas medidas, que han salvado innumerables vidas y mejorado significativamente la seguridad en el automovilismo que hasta hoy en día son parte indispensable del deporte.

En 1973, tras la muerte de su amigo y compañero de equipo François Cevert, Stewart decidió retirarse de la competición. Desde entonces, ha sido comentarista de televisión para cadenas como ABC y NBC. En 1997, fundó junto a su hijo Paul su propio equipo, Stewart Grand Prix, logrando una victoria en el Gran Premio de Europa de 1999 con Johnny Herbert. 

Hoy a sus 85 años Jackie Stewart sigue siendo una figura destacada en los paddocks de los Grandes Premios de Fórmula 1, luciendo su inconfundible gorra de tartán escocés. Es el campeón del Mundial de F1 más longevo aún con vida. El actual embajador de Rolex en la F1 continúa estando presente en la competición que tanto ama y por la que tanto ha luchado.

  • 99 carreras disputó en F1.
  • 27 victorias tuvo en su trayectoria.
  • 43 podios logró en su tiempo como piloto de F1
  • 8 años solamente estuvo de piloto en el máximo circuito.
  • Fue honrado con el título de "Sir" por sus contribuciones al deporte y a la sociedad.
  • Fue el único piloto británico en ganar tres campeonatos hasta que Lewis Hamilton lo hizo en 2015

 

PAL