FIESTAS PATRIAS

Gasto para el grito será 40 por ciento más elevado

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes dijo que el gasto promedio será de cinco mil pesos

EDICIÓN IMPRESA

·
Una familia de 10 personas gastará en promedio 5 mil pesos en las fiestas patrias.Créditos: Cuartoscuro

La celebración del Grito de Independencia el próximo 15 de septiembre va a representar, para una familia de 10 personas, un gasto promedio de cinco mil pesos, lo que representa un incremento de 40 por ciento respecto a la misma fecha de 2022.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) dio a conocer la información, luego de que un estudio de mercado arrojó que aumentó el valor de los platillos típicos que consumen las familias mexicanas, por ejemplo, la preparación de pozole para 10 personas costará mil 400 pesos, cuando el año pasado su elaboración tuvo un costo de 800 pesos.

Otros platos típicos también elevaron en costo, como la preparación de la tinga de pollo, que pasó de 600 a 900 pesos; la pata para tostadas va a costar 800 pesos, contra 500 pesos del año pasado; los pambazos para 10 personas van a costar mil pesos, mientras que el año pasado gastaron 600 pesos.

En cuanto al consumo de bebidas, la ANPEC estimó que el desembolso puede llegar a dos mil pesos. Esto explica que el gasto total se considere en cinco mil pesos, pues cualquiera de estos platillos son propios de la celebración.

En caso de que la familia quisiera celebrar en algún restaurante de gama media, el costo por cubierto se estima entre 800 y 900 pesos por persona, lo que significa un gasto de hasta nueve mil pesos para dar el Grito en restaurantes para un grupo de 10 personas.

En caso de que la familia decida celebrar en una plaza pública, el costo podría ser ligeramente menor, pues se gasta en transporte y en antojitos, tales como esquites, buñuelos, pambazos, café de olla, marquesitas, entre otros, lo que significa un gasto de 400 pesos por persona. Aún así, 10 personas terminarían pagando cuatro mil pesos.

Además, la ANPEC apuntó que también se registró un aumento de hasta 50 por ciento en los adornos patrios. Las banderas tricolor se venden entre 24 y 32 pesos; los sombreros mexicanos van de 70 a 120; las matracas, de 10 a 15 pesos y el papel picado, de 30 a 70 pesos.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de ANPEC, aseguró que la inflación alimentaria sigue pegando en los gastos esenciales de los mexicanos, afectando su poder adquisitivo, aun en esta celebración “que nos identifica y enorgullece”.