INVERSIÓN

Avanza reactivación del consumo e inversión en México

En mayo, ambos indicadores crecieron de manera mensual, pero aún no se recuperan del impacto del COVID-19

ECONOMÍA

·
Foto: Especial / PEXELS

El consumo de las familias mexicanas y la inversión fija bruta (gasto en maquinaria, equipo y construcción), considerados dos de los motores de crecimiento interno, continúan avanzado a su recuperación, pero aún están lejos de recuperar los niveles prepandemia.

En mayo, el consumo creció 0.9 por ciento con respecto a abril, con lo cual sumó su tercer avance mensual consecutivo, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“Es una señal de que se está recuperando, aunque a menor ritmo”, señaló Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base, quien destacó que en mayo aún no se observaba un repunte en el número de casos de COVID-19 por la variable Delta.

A tasa anual, el consumo privado mostró un incremento de 28.97 por ciento, el aumento significativo se da en parte por un efecto de baja base de comparación, pues en mayo del 2020 cayó 24.25 por ciento anual, tras el impacto inicial de la pandemia.

Con respecto a febrero del 2020, el indicador del consumo muestra una contracción de 1.66 por ciento, señalando que todavía no se logra una recuperación completa, destacó la especialista.

“Hacia adelante se espera una desaceleración significativa en la recuperación ante el comienzo de la tercera ola de casos de COVID-19, la cual ha provocado que las autoridades refuercen las medidas de confinamiento con la suspensión de algunas actividades no esenciales, especialmente en el sector de servicios. Grupo Financiero Base estima un crecimiento anual promedio del consumo de 9.9 por ciento en 2021”.

En cuanto a la inversión fija bruta, ésta tuvo un crecimiento mensual de 0.7 por ciento en mayo, tras caer en abril.

Este indicador avanzó, principalmente, gracias a un buen desempeño de la inversión en el sector de la construcción, el cual creció 2.09 por ciento tras haber disminuido en los dos meses previos, señaló Siller.

A tasa anual, la inversión registró un crecimiento de 47.25 por ciento, pero esta cifra está distorsionada por la baja base de comparación a causa de la recesión en 2020.

Si comparamos contra diciembre de 2019, el nivel de inversión aún se mantiene 4.71 por ciento por debajo y necesitaría crecer 4.94 por ciento para alcanzarlo.

Respecto del máximo histórico observado en julio del 2018, tendría que crecer 18.60 por ciento, lo cual no se ve alcanzable en el 2021, dijo Base en su análisis.

DRV