COFECE

Pide Cofece ajustar ley ferroviaria para mejorar tarifas

La comisión encontró que el sector tiene poca competencia y que hay deficiencias en el servicio porque la red de vías no ha aumentado

ECONOMÍA

·
Las autoridades pretenden que la competencia sana se dé en el sector

La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), pidió a la Cámara de Diputados ajustar la reforma a la Ley Reglamentaria del Servicio Ferroviario, para impulsar otras mejoras en dicho transporte como sería la reducción de tarifas a los usuarios.

Esta reforma ya fue aprobada en la Cámara de Senadores y está pendiente de discusión en la de Diputados, por lo que la Comisión puso a disposición un estudio que da cuenta de las carencias del servicio, las cuales ha venido revelando en el último lustro.

La institución autónoma apuntó 25 recomendaciones que se centran en, uno, eliminar obstáculos para aprovechar los derechos de paso existentes y generar nuevos; dos, eliminar cuellos de botella en el sistema ferroviario mediante la promoción de servicios interlineales; y tres, en el fortalecimiento del diseño institucional de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario.

Esto contempla el diseño de una regulación tarifaria para incentivar el tráfico ferroviario bajo ciertas condiciones particulares. El sistema ferroviario en México moviliza cerca de 130 millones de toneladas en un año, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT); este sistema fue concesionado a finales de la década de 1990.

La Cofece encontró que el sistema tiene un diseño de red que no favorece la competencia de las empresas; además, que hay elevadas tarifas en primer y última milla, es decir, los primeros y últimos tramos del transporte ferroviario.

Señala también que la participación del ferrocarril en la movilización de la carga total en México es baja, pues mueve el 23 por ciento de lo que se mueve en camiones por carretera.

Finalmente, sentencia que el sector ferroviario tiene una intensidad de competencia baja, al considerar que únicamente en 35 por ciento de las rutas participan dos concesionarios y que sólo en 6 por ciento de los municipios del país tiene servicio de las dos empresas.