GAS BIENESTAR

Gas Bienestar: Fase prueba demostró que no se cuenta con la capacidad de distribución adecuada, asegura experto

Gonzalo Monroy indicó que se dieron que cuenta que no pueden llegar a todos los lugares y en los tiempos prometidos

ECONOMÍA

·
Foto: Pixabay

El viernes 27 de agosto inició la fase de prueba de Gas Bienestar en la alcaldía Iztapalapa  empresa estatal creada por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para vender el gas LP a un precio más bajo. En un mensaje de Twitter, la empresa filial de Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que oficialmente sus operaciones daban inicio en esa misma localidad de la Ciudad de México.

En entrevista con Mario Maldonado para El Heraldo Radio, Gonzalo Monroy, experto en energía y director general de la Consultora GMEC, dijo que se dieron cuenta que no tenían el alcance y no iban a poder llegar a todos los lugares en los tiempos y costos prometidos.

"Se dieron cuenta de que no les iba alcanzar la capacidad de poder mover en esos camioncitos la cantidad de cosas, y una cosa que creo que llamó mucho la atención es que no irán casa por casa, sino que van a llegar a un punto establecido, una esquina avisada con anterioridad, y al realidad es que nunca llegaron, te das cuenta que pasan 4, 5 o 6 horas o en el caso de Iztapalapa creo que nos exhibe mucha parte de esto".

También hay otro punto importante, que tiene que ver con cuál es el costo final, esos 20 litros en 200 pesos que dijo el presidente López Obrador, iba a representar un golpe masivo al bolsillo de PEMEX y del gobierno federal. 

Agregó que los precios del gas finalmente no estuvieron tan baratos como se había prometido, debido al accidente en una de sus plantas, ya es un golpe a las finanzas de la petrolera mexicana, ya que se están perdiendo 25 millones de dólares diarios únicamente de la producción, esto le reduce el margen al gobierno federal para poder tener el programa.

También está el elemento de precaución que hay un nuevo secretario, que tendrá un margen reducido para poder realizar ese tipo de programas sociales, ya que al tener una baja importante en los ingresos, se debe si realmente se puede llegar a la población.

"En el caso de lo que vimos, esperar 6 o 7 horas para un ahorro de prácticamente 40 o 50 pesos, siendo que el usuario es justamente el que debe buscar el tanque estacionario, ya no termina siendo tan buen negocio o atractivo como se imaginaba".

Respecto a la inversión de 533 millones 945 mil pesos en las plantas de Gas Bienestar de Tepeji del Río y Tula de Allende, las cuales surtirán y llenarán los tanques para romper con el monopolio LP en el Valle de México, destacó que se trata de una rehabilitación y expansión de lo que ya está.